www.cuencanews.es
El CRA Elena Fortún visita la Escuela Montessori de Como en Italia
Ampliar

El CRA Elena Fortún visita la Escuela Montessori de Como en Italia

martes 13 de febrero de 2018, 01:20h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Justo con el inicio del carnaval termina el periplo de las niñas y niños del CRA Elena Fortún de Arcas, Fuentes y Villar de Olalla que, acompañados por sus profes han viajado a Como (Italia) para conocer la Escuela Montessori. Se trata de una más de las acciones del Proyecto Erasmus +, A thousand cultures, one Europe que el colegio comparte con socios de Gales, Italia, Lituania Polonia y República Checa.

La experiencia ha sido inolvidable, llena de momentos y vivencias inéditas para todos ellos, como su primer viaje en avión, lo que incluye aprender a desenvolverse en un aeropuerto internacional. La estancia ha tenido lugar en un ostello, y diariamente han acudido como alumnos invitados a una escuela cuya metodología específica sigue siendo un referente para muchos pedagogos de todo el mundo. El alumnado, el profesorado, y las familias han brindado a Alejandro, Carmen, Gorka, Laura, Lucía, Noa, Valentina y Vicente un trato exquisito y muy cariñoso. Han vivido en primera persona cómo se desarrolla la jornada escolar, con ese horario tan especial, el momento de la comida, pausado, doméstico, que forma parte muy importante del proceso educativo; se han movido por espacios siempre abiertos y versátiles en los que todos los materiales están a la vista y al alcance para ser utilizados y manipulados en cualquier momento. Han conocido muchos juegos y nuevos materiales didácticos cuya manipulación permite a los niños y niñas construir el pensamiento y aprender a través del descubrimiento.

Nuestros chicos y chicas, auténticos protagonistas del viaje, han seguido un programa muy completo y muy interesante que también ha incluido una sesión de yoga, un taller de robótica y otro de cocina, visitas al Museo de la Seda y casco histórico de Como y una excursión a Milán, donde han visto el Castello Sforzoso, la Galería de Víctor Manuel, la catedral, que los dejó absolutamente impresionados, incluso pudieron ver el fresco de La última cena de Leonardo Da Vinci; también visitaron una casa modernista en el pueblito de Cernobio, su centro medieval y el Giardino de la Vale.

A lo largo de la semana, además, han participado en dos actos institucionales con autoridades locales y han compartido mesa y mantel en el cole o en una escuela de hostelería con sus compañeros, en restaurantes y en familias italianas que los han acogido con cariño y gran hospitalidad.

Todas las actividades realizadas les han proporcionado vivencias personales muy potentes, de gran impacto en sus jóvenes vidas. Pero, por encima de lo personal, destaca la convivencia con personas desconocidas y la comunicación que necesitan establecer con todos los recursos a su alcance: la propia lengua; el inglés, como lengua vehicular del proyecto; el italiano muy inteligible para los hispanohablantes; y la comunicación gestual que tanto acerca y enfatiza o matiza las relaciones personales.

Nuestros chicos y chicas han viajado como embajadores de su colegio, de sus compañeros, para contar quiénes son, qué hacen, cómo aprenden en España; también para compartir sus conocimientos sobre los personajes del Proyecto: Zóbel, Montessori, Roald Dahl, Copérnico, Comenius y Ruta Meilutyte. Vuelven de Como con nuevas amistades, con algún souvenir y con las maletas llenas de satisfacción y de vivencias, anécdotas, experiencias y nuevos conocimientos para compartir con sus compañeros del colegio. Vuelven con un profundo sentimiento de gratitud por la magnífica oportunidad que han tenido.

La mentalidad despierta, la apertura de miras, la actitud flexible, el respeto al diferente, el interés y la curiosidad ante lo desconocido, el esfuerzo personal, el desarrollo de la autonomía y de la creatividad son los principios y los valores que jalonan el proyecto y son los que han guiado la tarea educativa de sus maestros y maestras.

Los objetivos del viaje están más que cumplidos, sin pasar por alto que todas estas maravillosas oportunidades que brinda el proyecto nos hace a todos deudores de un español creador del Programa Europeo Erasmus, nuestro paisano castellano manchego Manuel Marín, que ha hecho posible y habitual que tantos estudiantes y enseñantes como los protagonistas de esta crónica, procedentes de todas las edades y países europeos sigan conociendo Europa para seguir construyéndola. Merece por ello el reconocimiento de la comunidad educativa, como merecen la enhorabuena los viajeros del CRA Elena Fortún por haber completado con éxito este fascinante viaje a Italia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.