Edición testing
13 de agosto de 2020, 8:22:53
Opinión


La Caja de Pandora en las residencias de mayores



La Fiscalía mantiene abiertas más de un centenar de investigaciones penales sobre lo sucedido en residencias de mayores en relación con la pandemia. Así se desprende de los datos ofrecidos este miércoles por la Fiscalía General del Estado. Esto es el resultado de un modelo insostenible y errático de muchas comunidades autónomas.
Nuestros mayores han sido las principales víctimas de este terrible virus y en especial los que residen en las residencias.
Las comunidades autónomas y en virtud a sus estatutos de autonomía, son las administraciones competentes para su gestión, sin embargo, han ido renunciando poco a poco a su gestión para encargar el cuidado de los mayores a empresas privadas.
Cientos de residencias se han construido con dinero público para después ser privatizadas con la consiguiente merma de la calidad en el servicio y con la precariedad laboral de sus trabajadores.
Los datos, cuando los haya, pues los gobiernos regionales se niegan a dar información, deberán ser claros en cuanto a número de infectados y fallecidos en las distintas modalidades de gestión, es decir, residencias públicas, residencias públicas pero privatizadas y residencias privadas.
En Priego (Cuenca), hace apenas año y medio, cientos de vecinos, partidos políticos, sindicatos y asociaciones sociales, se movilizaron ante la privatización de su residencia de mayores plantando cara al gobierno de Castilla la Mancha que finalmente hizo caso omiso y privatizó la residencia.
Las privatizaciones no son garantes de mejor calidad en el servicio, argumento con el que los gobiernos regionales nos intentan silenciar, detrás de cada privatización está la abdicación del sistema de sus responsabilidades.
Por eso es esperanzador que haya cada vez más voces que reclaman no mercantilizar con el cuidado de nuestros mayores y que van a exigir que los servicios sociales sean un derecho, no un negocio.
A partir de ahora la pelota va estar en el tejado las comunidades autónomas, pues deberán decidir si apuestan por unas residencias 100% públicas o por un sistema en el que priman los beneficios a costa del cuidado de nuestros mayores.
Señores gobernantes regionales: la Caja de Pandora se abrirá más pronto que tarde.
Jorge Juan Orusco Pérez
Cuenca News.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.cuencanews.es