Edición testing
5 de julio de 2020, 15:33:59
Opinión


Siempre les quedará el machismo



Los socialistas lo han vuelto a hacer. Cuando los argumentos fallan, cuando los que manejan los hilos de este partido, que ya no se reconoce ni en sus siglas, sienten la necesidad de justificar lo injustificable, aparece siempre la recurrida acusación del machismo. No iban a ser menos los aprendices conquenses, en este caso la ‘aprendiza’ Gracia Canales, diputada nacional quien, a las órdenes de su compañero en el Congreso, recordemos que los dos votan a favor de Bildu y Torra, además de secundar las ocurrencias y mentiras del camarote de los hermanos Marx, Gobierno definido muy gráficamente por el ex presidente Felipe González, ha salido rauda y veloz a acusar al Partido Popular de machista. La situación es la siguiente. La UNED busca director/a. Se presentan 12 candidatos y la elegida es la mujer del anterior director, ahora diputado provincial y concejal socialista. La Diputación, en cuyo Equipo de Gobierno se encuentra Miguel Ángel Valero, activo consorte en toda esta historia, es la mayor sustentadora económica de la Universidad Nacional a Distancia en nuestra provincia y preside el Patronato. El Ayuntamiento de Cuenca, en cuyo equipo de Gobierno se encuentra Miguel Ángel Valero, activo consorte en toda esta historia, ostenta la vicepresidencia. Hechos más que comprobables. ¿El Partido Popular es machista al recoger y expresar públicamente lo que a la mayoría de quien conoce esta historia piensa?

El anuncio de la sucesión en el cargo de la dirección de la UNED en Cuenca ha sido cuidadosamente diseñado. Ha pasado un tiempo prudencial desde que Valero dimitiera al concurrir en las listas socialistas, (eso sí, como independiente, que quede claro como él mismo insiste sin que sus compañeros socialistas le oigan) y cuando el curso ya está a punto de terminar, cuando estamos más pendientes de las desescaladas, las fases o la pillada de Irene Montero reconociendo que sí sabía del peligro del Coronavirus (pero que eso no lo dice en antena), llega un comunicado de prensa a los medios conquenses contando que habemus directora y que su curriculum y conocimiento de la provincia de Cuenca son los mejores, entre todos los candidatos, para desempeñar esa labor. Así, sin más. Y todos los ciudadanos nos lo tenemos que creer, pasando por alto, por supuesto, que el marido de la elegida era el anterior director y que ahora ostenta dos cargos políticos. ¿El resto de los candidatos no contaban con los méritos requeridos por la universidad? ¿Su marido ha permanecido al margen de la elección? Cuesta creer que esto último haya sido así y aunque lo afirmasen sus compañeros de partido (en este proceso de elección de su mujer seguro que Valero no se ha vanagloriado de su condición de independiente) esa afirmación en boca de un representante público socialista, la verdad, poco valor tendría.

Dice la diputada socialista Canales, la misma que secunda a su jefe Sánchez en el Congreso y obedece a su compañero Sahuquillo cuando hay que defender lo indefendible, que la nueva directora de la UNED ha roto “un techo de cristal” al haber sido designada como tal. ¿Era la única mujer que optaba al puesto? ¿Los hombres candidatos ya partían en desventaja por el mero hecho de serlo? Quedan muchos otros interrogantes que el partido socialista debería de explicar a la ciudadanía, pero claro, pensar en estas cuestiones y sobre todo exponerlas en público, resultan, según el argumentario de Ferraz, machista.

Afortunadamente, los ciudadanos tienen cada vez más claro que pueden y deben pensar y expresarse libremente y que el miedo a revanchas y represalias que han sembrado tradicionalmente los socialistas, no sólo en nuestra provincia, sino en toda la región, va disminuyendo por las mentiras, los abusos de poder y, sobre todo, porque anteponen sus intereses personales y partidistas a los de nuestra tierra y sus habitantes. Tu poder radica en mi miedo, ya no te tengo miedo; por tanto tú ya no tienes poder, le dijo Séneca a Nerón. Estas mismas palabras van resonando cada vez más entre los ciudadanos de Cuenca y de toda España, destinadas, por supuestos a los socialistas. Por cierto, para la feminista de nota de prensa Gracia Canales, un recuerdo, el de aquella compañera de partido de hace décadas, ya sabemos que eso de resucitar el pasado es del gusto socialista, cuando en Las Cortes republicanas, se mostraba contraria a que las mujeres pudieran ejercer su derecho al voto en las elecciones, “porque carecían de la suficiente preparación social y política como para votar responsablemente”.

Si machista es denunciar el abuso de poder, el Partido Popular lo seguirá haciendo, si machista es recoger y expresar la opinión de los ciudadanos, el Partido Popular lo seguirá haciendo y si machista es denunciar que la pareja de un polític socialista, sea hombre o mujer, ha sido la sucesora en el cargo de su marido, el Partido Popular lo seguirá haciendo. Quizás deberían de ser los socialistas quienes mostrasen más respeto a lo que esa palabra ha significado y sigue haciéndolo para miles de mujeres, que sufren el machismo en su día a día. El Psoe usa este término y lo airea descaradamente en su discurso con demasiada frecuencia pero, lamentablemente, sin intención de solucionar un problema de extrema gravedad. Siempre les quedará el machismo frente a la realidad y la evidencia. Así nos va.

PP de Cuenca

Cuenca News.  Todos los derechos reservados.  ®2020   |  www.cuencanews.es