www.cuencanews.es

El aborto según Gallardón

sábado 21 de diciembre de 2013, 15:26h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El gobierno del Partido Popular se descubre a sí mismo con cada movimiento que lleva a cabo. Nos revela a todos su corte ideológico, escondido tras su pelaje falso de liberales moderados. Esta vez anuncian modificaciones en la Ley del Aborto con la aprobación del Anteproyecto de ley que ha tenido lugar por boca y cejas del Ministro de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón.

Este anteproyecto destruye el actual sistema de plazos y vuelve a los supuestos contemplados en 1985, demostrando el carácter represor de un gobierno que ataca de frente las libertades sociales que tanto costaron conquistar. Hoy, Gallardón planea imponer la moralidad por ley. Interrumpir los principios de convivencia básicos de un estado plural en el que las personas deban resolver individualmente los actos que puedan repercutir en su vida, su libertad y en sus decisiones legítimas. Arrebatar a las mujeres una parcela de un poder por el que han luchado duro. El gobierno de Rajoy demuestra que solo sabe gobernar para la minoría de la derecha española radical, nunca para la totalidad de los españoles.

Aunque el contenido del anteproyecto todavía no es norma, demuestra interés del gobierno por legislar la libertad individual, contradiciendo los dogmas de todo partido liberal. ¿Cómo? Pues echando mano al sustrato cristiano-católico de la derecha española, ese movimiento que aglutina a la ultraderecha radical, nostálgicos del franquismo, a la iglesia reaccionaria, a los del capitalismo de casino, nacionalistas españolistas, machistas misóginos y demás calaña.

Gallardón ha puesto sobre la mesa argumentaciones rancias, mentirosas, que aparentan tener en cuenta a las mujeres cuando lo único que pretenden es controlar lo que hacen ellas con sus cuerpos. ¿Les suena totalitario?

El Ministro de Justicia es capaz de equiparar “malformación” con “minusvalía” utilizando una falacia obvia por similitud entre los términos, que en ningún caso son la misma cosa. Una persona con minusvalía es capaz de desarrollarse sin problemas, salvando las dificultades. Una persona malformada puede pasar toda su vida sufriendo terribles dolores. Gallardón habla de “fetos con minusvalías” para ampararse en un argumento demagógico en defensa de los Derechos de las personas con minusvalías. Inaudito.

No deja de resultar paradójico que las personas que acuden a las manifestaciones contrabortistas, que se persignan al salir de casa y votan ciegamente al Partido Popular, sean las mismas que se quedan sin ayudas a las familias (becas, salarios, paro, subida del importe de la luz, pensiones…) y sin ayudas a la dependencia (para el cuidado de minusválidos, por ejemplo).

El acto lamentable de criminalizar una situación que es decisión única y exclusiva de la mujer, es la prueba del poso cristiano-franquista que adolece la derecha en España: el viejo terror atávico del franquismo en relación a la liberación de la mujer y el feminismo. Necesitan una herramienta de sometimiento y dominación. Algo que les permita seguir acudiendo a la desigualdad.

Con el anteproyecto se fomentará la creación de un mercado clandestino, mujeres morirán recurriendo a soluciones precarias. Menores tendrán que buscar otro camino si no quieren dar explicaciones a sus padres. Caminos peligrosos que llevan a ese mercado negro.

Créalo, señor Gallardón: si este anteproyecto sale adelante, sus manos se mancharán de sangre.

 

Benito Díaz
@bchdiaz

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Cuenca News

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.