www.cuencanews.es
Sepulcro del Doncel, realizado entre 1486 y 1504
Ampliar
Sepulcro del Doncel, realizado entre 1486 y 1504

Sigüenza, en su carrera por el Patrimonio de la Humanidad

domingo 19 de enero de 2020, 13:36h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Castilla-La Mancha presentará a la UNESCO la villa de Sigüenza para ser reconocida como Ciudad Patrimonio de la Humanidad por la singularidad de su legado arquitectónico e histórico.

Según ha reconocido este viernes el presidente de Castilla-La Mancha Emiliano García Page, acompañado de la alcaldesa de Sigüenza, Mª Jesús Merino, “En España, tenemos la capacidad de convertir nuestro pasado en la mejor oportunidad para nuestro futuro”. Como escenario principal, el castillo simbólico del siglo XII, actualmente reconvertido en Parador Nacional.

La primera ciudad de Castilla-La Mancha en ser reconocida Patrimonio de la Humanidad fue Toledo en el año 1986. Diez años más tarde le llegaría el turno a Cuenca. La localidad de Sigüenza posee un extraordinario pasado arquitectónico, destacando la catedral de Santa María de Sigüenza, dentro de la cual se halla una de las obras escultóricas más representativas del gótico tardío español, el famoso Sepulcro del Doncel. Otros monumentos reseñables son el Castillo de los Obispos (hoy Parador Nacional), del siglo XII, su Plaza Mayor de estilo renacentista, su Palacio Episcopal, el Monasterio de Nuestra Señora de los Huertos o la Ermita del Humilladero (actual Oficina de Turismo), entre otros.

En 2024, Sigüenza celebrará el IX centenario de su reconquista, que la posicionará como una de las más destacadas capitales culturales de España. La Junta de Castilla-La Mancha se encuentra actualmente en un arduo trabajo científico de investigación para impulsar la candidatura de Sigüenza para la UNESCO. En esta labor participarán diversos actores como la universidad, entidades culturales y la sociedad civil, al margen de ideologías políticas. Destaca el papel ejercido por Antonio Fernández-Galiano, presidente de Unidad Editorial, con un gran vinculación personal hacia Sigüenza, a la ha llegado a calificar como ‘ciudad eterna’.

Este sentimiento de eternidad seria compartido por un joven Ortega y Gasset, cuando en 1910 se hallaba en la localidad preparándose para las oposiciones a la cátedra de Metafísica de la Universidad Complutense de Madrid. Este autor alabó el Románico y el Gótico de su catedral, así como el mencionado Sepulcro del Doncel, a la que definió como ‘la más bella escultura fúnebre de España’. Otro gran intelectual que se haría eco de la singularidad de Sigüenza sería Miguel de Unamuno. Dicho autor ensalzaría la ‘tradición hecha piedra’ de Sigüenza mientras se hallaba paseando por sus intricadas calles medievales.

Si la localidad de Sigüenza cumpliera su objetivo, se convertiría en la 16ª Ciudad Patrimonio de la Humanidad de nuestro país. Dentro de esta lista ya se encuentran ciudades españolas tan emblemáticas como Santiago de Compostela, Cáceres, Mérida, Córdoba, Granada, Segovia o Salamanca, entre muchas otras. Sigüenza empieza su carrera por el título, reivindicado su intacto legado medieval e histórico para escribir una página apasionante más de nuestra singular Historia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios