www.cuencanews.es
Las perdidas y minutos de sequia ofensiva condenan a Cuenca en Irun (32-27)
Ampliar
(Foto: Arrate Morales)

Las perdidas y minutos de sequia ofensiva condenan a Cuenca en Irun (32-27)

Por Raúl Saiz
x
localcuencanewses/5/5/16
lunes 07 de diciembre de 2020, 00:09h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El subcampeón de la pasada campaña liguera, el Bidasoa Irun, derrotó a un combativo Incarlopsa Cuenca por 32 a 27, en un encuentro muy igualado y trepidante que, únicamente, se desequilibró superado el ecuador de la segunda parte. A partir de ahí, el choque tomó otro cariz tras llegar la pájara ofensiva de los hombres de Lidio Jiménez, circunstancia que aprovecharían muy bien los amarillos para despegarse gradualmente en el luminoso y dejando prácticamente , a menos de diez minutos del final, el choque visto para sentencia.

Una victoria bidasotarra fraguada merced a una sobresaliente actuación de un inspiradísimo Sergio de la Salud, ex central de Cuenca, que ajustició al Incarlopsa no solo con su formidable aportación en forma de goles (nueve dianas), que le convirtieron en el máximo goleador del partido, sino también por unas cualidades sobradamente conocidas por sus rivales que, ayer, volvió a exhibir frente a uno de los "cocos" de la Liga Sacyr Asobal: inteligente en la lectura del juego, extraordinaria capacidad organizativa y de liderazgo. Gran partido del veterano central catalán que fue determinante, teniendo una enorme incidencia en el resultado final de la contienda, junto al brillante papel desempeñado también por su homólogo Jon Azkue; sin olvidar, además, el notable partido que cuajarón ante el cuadro visitante, el chileno Rodrigo Salinas y el cancerbero moguereño José Manuel Sierra, campeón del mundo con la selección española en 2013, que apareció en momentos decisivos, cuando lo hacen los más grandes, sacando a relucir su talento en las citas importantes. En ese gran duelo individual que se vivió en la portería entre Maciel y Sierra, podemos concluir que ninguno lo ganó: Leo Maciel estuvo más acertado en el primer tiempo sosteniendo a los suyos, mientras que en el segundo acto se cambiaron las tornas. Sierra reaccionó y se vino arriba protagonizando un par de felices intervenciones de mucho mérito que catapultaron a los iruneses a la victoria.

En el conjunto conquense destacó el recital goleador de Nacho Moya que, con ocho goles, se convirtió en el máximo estilete de su equipo. Los hombres de Lidio Jiménez se vaciaron, lucharon hasta la extenuación para intentar pescar algo positivo en la siempre complicada visita a Artaleku, pero más de diez minutos sin anotar ningún gol, más catorce perdidas, son demasiadas concesiones ante un Bidasoa que tiene muchas papeletas para reeditar su segundo puesto del curso liguero pasado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios