www.cuencanews.es

calle Calderón de la Barca

  • 1

El muro construido para delimitar la construcción de un edificio “se come” la mitad de la acera, de modo que los viandantes tienen que bajar en ocasiones al asfalto por no tener espacio para pasar, con el consiguiente riesgo de atropellos