www.cuencanews.es
El general Félix Sanz recibe en Uclés la medalla de oro de la región y promete llevarla con orgullo “y honrarla como se merece”

El general Félix Sanz recibe en Uclés la medalla de oro de la región y promete llevarla con orgullo “y honrarla como se merece”

domingo 23 de enero de 2011, 13:31h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El secretario de Estado, director del Centro Nacional de Inteligencia, Félix Sanz, recogió hoy en Uclés (Cuenca), la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha, distinción que, aseguró, va a llevar con mucho orgullo prometiendo “honrarla como se merece”.

El presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, aprovechó el acto de inauguración de la recién rehabilitada plaza Pelayo Quintero para hacer entrega al general, ante todos sus paisanos, de la Medalla de Oro de la Región que se le concedió en el 2008 y que no pudo recoger por sus obligaciones como Jefe del Estado Mayor de la Defensa, cargo que ocupó hasta el 18 de julio de 2008.



“No podíamos imaginar mejor ocasión, mejor escenario ni mejores testigos”, señaló Barreda, que durante el acto tuvo la ocasión de descubrir el busto dedicado a Pelayo Quintero que el Ayuntamiento ha colocado en la plaza con motivo de su remodelación.

Félix Sanz, muy emocionado, trasladó a todos los ucleseños su orgullo y agradecimiento al recibir por fin la Medalla de Oro de Castilla-La Mancha y recordó que hay que merecer la concesión. Por ello, aseguró, “del mismo modo que prometí ser buen manchego, prometo hoy llevar con orgullo esta condecoración y honrarla como se merece”.

Además, tuvo unas palabras de recuerdo para todos aquellos soldados y guardias civiles que, dijo, “dedican todo su esfuerzo a que los españoles podamos vivir en paz y tranquilidad en estos tiempos tan difíciles que corren”.

Finalmente insistió en la necesidad de que los ucleseños transmitan a las generaciones futuras el respeto a la memoria histórica y el patrimonio de un pueblo castellano-manchego con tanto pasado como Uclés, villa a la que pertenece.

Por su parte, el presidente se dirigió al general para recordarle que los premios se prestigian cuando los premiados son merecedores de los mismos, y la Medalla de Oro, señaló, “está muy prestigiada por quienes la habéis recibido, en esta ocasión uno de nuestros paisanos más ilustres”.

Orgullo por Castilla-La Mancha
Asimismo, Barreda trasladó el gran orgullo que, dijo, siente por su tierra y por todos los municipios de Castilla-La Mancha. “No olvido que, como presidente del Gobierno regional soy el representante ordinario del Estado español en la Comunidad Autónoma y eso supone que jamás olvido que Castilla-La Mancha es la parte de un todo que es España”.

En este sentido consideró que a los castellano-manchegos corresponde defender el conjunto para lograr que en la región haya más y mejores posibilidades “y sigamos mejorando en ese esfuerzo de modernidad colectiva”.

Así, el presidente insistió en que el presente depende del pasado y el futuro nunca se hace a partir de la nada, de ahí que invitara a la responsabilidad y al ánimo para no olvidar el pasado, “esforzarnos y dejar a nuestros hijos una sociedad aún mejor donde se respeten nuestros paisajes, se honre nuestra memoria, y se respete nuestro patrimonio histórico y artístico”.

Para Barreda tenemos mucho futuro porque tenemos mucho pasado, y por ello felicitó al Ayuntamiento de Uclés, por poner en valor nuestras raíces que, reiteró, son muy importantes “y en la medida en que estén sanas así será nuestro futuro”.

Por otra parte Barreda consideró un gran acierto el haber puesto a la plaza del municipio el nombre de un gran impulsor de la historiografía de Uclés, Pelayo Quintero, y agradeció a su alcaldesa que, a pesar de tener una coloración política diferente a la suya, haya trabajado mano a mano con el Gobierno regional por el bien del interés general.

A este respecto rompió una lanza a favor de la unidad recordando que la historia de España nos ofrece una lección que no deberíamos olvidar: “cuando se pierde el espíritu de la fraternidad, cuando se anteponen los intereses particulares a los generales, cuando se desprecia el diálogo y el consenso se comete una grave irresponsabilidad”, declaró Barreda.

Así, señaló que son las clases dirigentes las responsables de inducir o no al enfrentamiento, “y tenemos que ser conscientes de que jamás debemos fomentar la violencia pues la única manera de organizar nuestra convivencia es en paz y libertad, buscando el pacto y el diálogo”.

Apoyo del presidente a Uclés
Por su parte, la alcaldesa de Uclés, Ana María Gálvez, agradeció al presidente Barreda su vista, la primera de un presidente castellano-manchego al municipio, y agradeció su apoyo a las demandas de una localidad a la que, dijo, “siempre has escuchado”.

La alcaldesa explicó que la plaza debería llamarse ‘La Deseada’ pues los ucleseños llevaban mucho tiempo esperando su remodelación, y aseguró sentirse muy orgullosa de haberlo conseguido aunque, matizó, “el mérito es de todos los que han trabajado conmigo”.

Asimismo agradeció al Gobierno regional el haber colaborado en este proyecto que, afirmó, “le ha dado a este municipio una plaza como la que se merece”

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Cuenca News

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.