www.cuencanews.es
La condena a Sergio Morate, la más alta dictada en Cuenca en las dos últimas décadas
Ampliar

La condena a Sergio Morate, la más alta dictada en Cuenca en las dos últimas décadas

jueves 09 de noviembre de 2017, 01:35h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La sentencia que ha condenado a Sergio Morate a 48 años de prisión, como autor de los asesinatos de Marina Okarinska y Laura del Hoyo, ha supuesto la pena más alta dictada en Cuenca en las dos últimas décadas, según han indicado fuentes del Colegio de Abogados.

Sergio Morate ha sido condenado a 25 años de cárcel por la muerte de su expareja Marina Okarinska, con el agravante de parentesco y género, y a 23 años de prisión por el asesinato de Laura del Hoyo, en este caso con el agravante de "abuso de autoridad", después de que un jurado popular lo considerara por unanimidad culpable del asesinato de las dos jóvenes en agosto de 2015.

Estas circunstancias han convertido a la sentencia como la que ha acumulado unas pena de cárcel más grande en las dos últimas décadas en Cuenca, han indicado fuentes del Colegio de Abogados de Cuenca, que han añadido que tal vez no tenga precedentes.

Asimismo, han explicado que en aplicación del Código Penal y de la Ley Orgánica 7/2003 de medidas de reforma para el cumplimiento íntegro y efectivo de las penas, la condena a un sujeto puede llegar a los 40 años de cárcel por una circunstancia específica.

Y han aclarado que estas circunstancias tienen que ver con el hecho de que Morate ha sido condenado por dos delitos que están castigados con pena de prisión superiores a los 20 años.

Sergio Morate está ingresado desde hace dos años y dos meses en prisión preventiva en la cárcel madrileña de Estremera, y ese plazo se ha ampliado hasta 2019, según la sentencia dictada por el magistrado presidente del jurado que lo juzgó y de la Audiencia Provincial de Cuenca, José Eduardo Martínez Mediavilla.

La madre de Laura del Hoyo, María Chamón, valoró ayer que finalmente se haya hecho "justicia" con "un asesino criminal", y mostró su satisfacción por la pena impuesta al asesino de su hija.

En los últimos años ha habido en España otras condenas ejemplares como la de David Oubel, el parricida confeso de Moraña (Pontevedra), el primer condenado en España a prisión permanente revisable por asesinar a sus dos hijas.

A su vez, José Bretón fue condenado a 40 años de cárcel por el asesinato de sus dos hijos mientras que Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", fue condenado a 47 años de prisión por la muerte de los guardias civiles José Antonio Vidal y Juan Antonio Palmero en Castejón (Navarra) en 2004.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios