www.cuencanews.es
La baja inmunidad reafirma la exigencia de una desescalada segura
Ampliar
(Foto: cuencanews.es)

La baja inmunidad reafirma la exigencia de una desescalada segura

jueves 14 de mayo de 2020, 01:10h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Sólo el 5 % de la población española, unos 2,3 millones de habitantes, se ha contagiado con el coronavirus y ha desarrollado anticuerpos, según los resultados de la primera oleada de la encuesta de seroprevalencia del Instituto de Salud Carlos III, lo que subraya la importancia de mantener las medidas estrictas durante la desescalada, a la que el lunes se sumarán nuevos territorios, con Madrid otra vez como principal incógnita.

La inmunidad de grupo, que los epidemiólogos sitúan por encima del 60 por ciento, queda por tanto muy lejos, también en Madrid (que alcanza uno de los porcentajes más altos, con el 11,3 %) y casi todas sus provincias limítrofes, que superan el 10 %: Soria (14,2 %), Cuenca (13,5 %), Segovia (12,6 %), Albacete (11,6), Ciudad Real (11,1) y Guadalajara (10,9). En la provincia de Barcelona la prevalencia es del 7,1 %.

Antes de hacerse pública la encuesta, la Comunidad de Madrid ha vuelto a pedir su pase a la fase 1, lo que no hace la Generalitat de Cataluña para Barcelona y su área metropolitana, con las que la capital madrileña y su conurbación comparte los peores datos de la epidemia y el problema añadido de la movilidad que tanto preocupa a las autoridades sanitarias.

También han solicitado incorporar al resto de sus territorios aún rezagados Andalucía y Castilla-La Mancha, y a la práctica totalidad de la región, aunque con algunas restricciones de movimientos, la Comunidad Valenciana. Cataluña propone que dejen la fase 0 las regiones sanitarias de Lleida, Girona y la Cataluña central, mientras que Castilla y León plantea que avancen sólo las áreas de salud con muy pocos casos de coronavirus.

Con los expertos muy pendientes de la evolución de la epidemia a partir del fin de semana, para comprobar el efecto de la salida de los adultos a pasear y hacer deporte, los datos de hoy se inscriben en la tendencia de control del brote: 439 contagios, cifra similar a la de los últimos días, y 512 hospitalizaciones, que en su mayor parte corresponden a Cataluña y Madrid.

Los fallecimientos (184) se mantienen, del mismo modo, en guarismos parecidos a los de los cinco días precedentes, por debajo de los 200, aunque ya superan los 27.000, frente a los 228.691 positivos y los 140.823 enfermos curados.

ENCUESTA DE SEROPREVALENCIA

Junto a los contagios detectados por PCR habrá que considerar a partir de ahora a los 2,3 millones de españoles que se calcula que han pasado la infección del SARS-CoV-2, un 5 por ciento del total, como ya apuntaban algunos estudios preliminares, muy lejos de cálculos como el del Imperial College de Londres, que llegó a estimar que el virus podría haber infectado a más del 15 por ciento de la población.

En los datos del estudio del Instituto Carlos III, recogidos en más de 36.000 hogares y que deben completarse con otras dos oleadas, no se aprecian diferencias ni por sexo ni por edad, pero sí geográficas, con Madrid y casi todas las provincias limítrofes por encima del 10 %, y con Ceuta, Murcia, Melilla, Asturias y Canarias con los porcentajes más bajos, inferiores al 2 %.

Una de cada cuatro personas sometidas a los análisis de la encuesta se ha revelado asintomática, en línea con lo que vienen señalando los expertos como una de las características que hacen especialmente peligroso a este coronavirus, la capacidad de un enfermo sin síntomas de contagiar de forma indiscriminada.

A la vista de estos datos, los epidemiólogos piden que se tomen, si cabe con mayor precaución, las medidas de higiene repetidas desde el inicio de la crisis sanitaria, como el lavado frecuente de las manos, que se mantengan las distancias físicas y que se utilice debidamente la mascarilla, cuyo uso el Gobierno cree que cada vez es más recomendable.

Lo que todavía hay que determinar es el tipo y el grado de inmunidad que generará la infección superada de la COVID, si será igual en todos los casos, si dependerá de cómo se ha pasado la enfermedad, de forma grave, leve o asintomática, lo que determinara el tiempo que puede durar esa inmunidad.

El ministro de Sanidad, Salvador Illa ha dicho en la presentación de los datos que “el estudio nos viene a reafirmar en todos los criterios de prudencia que hemos venido diciendo. Hay que actuar con mucha prudencia a la hora de desescalar".

AVANZAR DE FASE

Con este cuadro general, Madrid y las otras cuatro comunidades autónomas que todavía permanecían de forma más o menos parcial en la fase de preparación de la desescalada han hecho sus propuestas para avanzar de fase, antes de que sus respectivos consejeros de Sanidad mantengan la reunión definitiva mañana con el ministro Salvador Illa.

La Comunidad de Madrid argumenta en su propuesta que ya dispone, como le reclamaba el Ministerio de Sanidad, “de recursos humanos suficientes para la vigilancia epidemiológica, la identificación y contención precoz de fuentes de contagio y el diagnóstico y aislamiento de los casos", y que para ello prevé 122 contratos, además de los 650 anunciados en Atención Primaria.

El vicepresidente madrileño, Ignacio Aguado, de Ciudadanos, ha dicho, con nuevas apelaciones a la economía, que “no hay justificación” para que Madrid no pase a la fase 1, en la que el Gobierno regional plantea que sea obligatorio el uso de la mascarilla en espacios públicos y cerrados y cambiar el límite de los aforos por "compromisos de respeto de la distancia social".

En el polo opuesto a Madrid sigue Cataluña, que ha decidido plantear la incorporación paulatina de su territorio a la desescalada, ahora con Girona, Lleida y Cataluña Central, pero manteniendo en la fase 0 a sus zonas más castigadas por el virus, Barcelona y su área metropolitana, tanto la parte norte como la sur, que concentran al 66 por ciento de la población de la región.

La consellera de Sanidad, Alba Vergés, ha dicho que la densidad de población de esas tres áreas sanitarias genera un volumen elevado de movilidad y que, en caso de producirse un rebrote, podría ser ser más complicado de controlar.

No sólo Madrid persiste en que todo su territorio avance de fase 1, también Andalucía insiste en que se incorporen las provincias de Málaga y Granada, lo mismo que solicita Castilla-La Mancha para Toledo, Ciudad Real y Albacete.

La Comunidad Valenciana pide que avancen de fase las 14 áreas sanitarias que aún no lo han hecho, entre las que se encuentran sus tres capitales provinciales, aunque plantea restricciones como limitar a 30 personas los actos al aire libre en toda la región y las reuniones previstas de hasta 10 personas en los municipios del departamento de salud de la Ribera.

Castilla y León propone que entren en fase 1 áreas de salud que tengan tres o menos casos de coronavirus por 10.000 habitantes en los últimos catorce días o uno o menos en los últimos siete. Canarias y Baleares demandan que las cuatro islas adelantadas a la fase 1 (La Gomera, El Hierro, La Graciosa y Formentera) pasen el lunes a la 2.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios