www.cuencanews.es
En imagen José Vega
Ampliar
En imagen José Vega (Foto: Nahuel Briscek)

El Conquense presenta su candidatura tras derrumbar al favorito

Por Nahuel Briscek
x
nahuelbriscekcuencanewses/14/6/14/25
domingo 21 de noviembre de 2021, 23:55h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar



Los de Manolo Martínez vencen al Villarrobledo 3-1, demostrando que son capaces de mirar en la parte alta

Arrollador Conquense el que venció al máximo candidato para el ascenso de categoría. El equipo de Manolo Martínez dejó claro que jugar en casa y ante su público es un hándicap a favor, tras el festival de juego de su equipo. Un 3-1 al recién descendido de Segunda RFEF que da un subidón anímico para afrontar la recta final de la primera vuelta.

Domingo de película el que se vivió en La Fuensanta. La UB Conquense y el CP Villarrobledo se enfrentaban para dar el broche de oro a la duodécima jornada del grupo 18 de la Tercera División. El líder llegaba a la Serranía con la misión de proseguir su estado de gracia. Por el otro lado, se veía a un equipo capaz de hacer olvidar la derrota en el derbi provincial ante el CD Tarancón.

Desde el primer momento del partido, ambos equipos dejaron claras sus intenciones en el juego. Tanto conquenses como villarrobledense eran conscientes de que los tres puntos eran vitales para la consecución de los objetivos de ambos equipos. Los que vestían de rojo fueron los primeros en amenazar la meta rival, mediante un disparo de Alfonso Correa. Tardó poco en llegar la réplica local, con el capitán como protagonista.

Con las intenciones puestas sobre la mesa, el partido se tornó duro e igualado en el centro del campo. En la medular de la iluminada Fuensanta actuaban las maquinarias de ambas escuadras, siempre mirando el área rival. Así, tras varias internadas fallidas de la Balompédica, llegó su tan ansiado premio. La jugada del primer gordo llegó con un pase de Manzano que dejó a Fran Oller delante del meta rival. Este último, con un gesto tan exquisito como una vaselina, 7 levantó a los más de 800 testigos del partido para levantar el grito sagrado del gol.

A partir de ese momento, el Conquense maduró en su juego y era quien se acercaba con mayor peligro. Fue en varias ocasiones cuando estuvo rozando el segundo gol del partido, el cual llegó a los pocos minutos de la vuelta de vestuarios. Con las fuerzas cargadas del parón reglamentario, José Vega marcó su tanto para marcar un antes y un después en el partido.

La historia se seguía contando, pero con un guion distinto. Los del Júcar dominaba en muchos de los aspectos del partido. De esta forma, era cuestión de tiempo que sentenciasen el duelo. Ese tiempo pasó y llegó el dictamen. Doce minutos después llegó el gol de Iván Rubio, que confirmó en el marcador lo que se mostraba en el verde. A falta de 30 minutos para el pitido final, una jugada colectiva en la órbita del área rival terminó con el capitán mandándola al fondo de la red, al recibir un excelso pase de Oriol al borde de la frontal.

El golpe que fue letal para los de Miguel Arroca ocurrió momentos después, con la segunda amarilla a Correa. Con las heridas abiertas del ya mencionado gol, la expulsión del centrocampista puso al borde de lo imposible la remontada de los suyos. No obstante, nunca bajaron los brazos y pudieron batir la meta protegida por Isi, aunque estaban muy lejos de rascar como visitante. De cabeza, Jacinto Trillo aprovechó el centro de Pepe García para maquillar el resultado.

En la recta final, fueron los pupilos de Manolo Martínez quienes controlaron la situación y aguaron cada oportunidad de su rival de alterar lo visto hasta entonces en el campo. De esta forma, los locales recogieron los frutos de su esfuerzo durante el partido: tres puntos vitales para acechar los puestos de ascenso.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (1)    No(0)

+

0 comentarios