www.cuencanews.es

Carta a quien corresponda, sepa escuchar y pueda empatizar

lunes 22 de noviembre de 2021, 23:55h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Las personas en situación de sinhogarismo queremos manifestar nuestra indignación. No somos simples números que pasan por las ciudades sin pena ni gloria, ni parte del mobiliario urbano. Somos personas, como ustedes, con nuestras dificultades, con nuestras vidas complicadas. Aunque estemos en la calle, algunos tenemos familia, otros carecemos de ella, otros la tenemos, pero como si no la tuviéramos. Hagan el esfuerzo, por un instante, de imaginar una sola noche en la calle durante el frío invierno de Cuenca.

Demandamos la apertura de baños públicos. Nadie quiere hacer ni encontrarse esas necesidades en la vía pública. Solicitamos servicios de alimentación ajustados a nuestras necesidades, ¿qué harían ustedes de no tener nada que comer? Pedimos más plazas para pernoctar, al menos temporalmente, mientras una sola persona duerma en la calle, no son suficientes. Ni nos gusta ser molestados mientras dormimos, ni les gusta entrar al cajero mientras dormimos en él. Y lo más importante, necesitamos vivienda, asequible, accesible y digna. Aunque les sorprenda, las personas que no tenemos hogar, lo que necesitamos es un hogar.

Pedimos también, para todas esas profesionales que trabajan para mejorar nuestras circunstancias, que puedan seguir ejerciendo sus funciones, que trabajen para que no haya más personas en nuestra situación. También necesitamos empleo, pero si la vivienda vale más que nuestros ingresos, no hay margen de negociación.

Llaman “lanzamiento hipotecario” a cada familia que es sacada por la fuerza de su hogar. Contratos “flexibles”, a las medias jornadas que son jornadas completas reales. “Investigados” son los corruptos que nos roban a manos llenas. Sin embargo, se nos criminaliza por ser pobres. Si así se comportan las personas que tienen todo, ¿con qué cara juzgan a las que no tenemos nada?

No es la pobreza la que va de la mano con el crimen, la pobreza está bajo sus pies, es la extrema desigualdad la que lo acompaña. Hoy somos nosotros; mañana, cualquiera.

Personas en situación de sinhogarismo de Cuenca

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios