www.cuencanews.es
En imagen el historiador conquense Alberto Menéndez
Ampliar
En imagen el historiador conquense Alberto Menéndez

“La historia significa ante todo la búsqueda de la verdad”

Entrevista al historiador conquense que iba para médico

Por Raúl Saiz
x
localcuencanewses/5/5/16
domingo 23 de enero de 2022, 09:34h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Alberto Menéndez, conquense de cuna, actualmente afincado en la capital de España, a finales de la primera década del Siglo XXI, tras casarse con la medicina y vivir junto a ella una relación un tanto convulsa entre luces y sombras; repleta de vaivenes durante cinco años en la Universidad Complutense de Madrid, un bendito día puso en pausa los estudios de esta carrera para escuchar a su corazón. Guiado por este e impulsado por su espíritu corajudo decidió cambiar por completo el rumbo de su vida académica. ¡Y vaya sí lo hizo! Primeramente, sacando a relucir su fuerza interior para iluminar su verdadero camino vocacional y, seguidamente, haciendo valer tanto la frase célebre (o mejor dicho, gran parte de ella) del poeta británico Alexander Pope como la cita que también Napoleón Bonaparte nos dejó para la posteridad:

"Errar es humano, perdonar es divino, rectificar es de sabios".
"Una retirada a tiempo es una victoria".

Liberado del enorme peso que durante un tiempo considerable portó de su propia armadura emocional. Ahora sí, oteando el horizonte con más claridad y optimismo, accedió a su auténtico ser, ese que le permitió hallar su ikigai (propósito de vida) que le condujo a llevar a cabo un cambio radical de carrera que, a la postre,le ha permitido sentirse realizado, brillar de nuevo, y ser feliz junto a su verdadera amante, el amor de su vida: LA HISTORIA.

Menéndez, graduado en Historia y Turismo por la Universidad Rey Juan Carlos, como una futura promesa que se perfila de las letras conquenses, recientemente ha cumplido uno de sus ansiados sueños al publicar junto a otros dos escritores, su primer libro que, por su enriquecedor contenido, ofrece un interesante repaso de las Veinticinco Grandes Batallas de la Historia.

Queridos lectores, esperamos que disfruten del "viaje que hemos recorrido juntos, un servidor y un intrépido historiador", a través de una jugosa entrevista que a continuación les ofrecemos.

En primer lugar, Alberto, antes de entrar en harina, en nombre de todo el equipo de cuencanews.es quiero comenzar felicitándote por tu primer libro colectivo que vio la luz recientemente.

¡Empezamos!

Para aquellos que todavía no te conozcan, aprovecha el escaparate de Cuenca News para presentarte. ¿Quién es Alberto Menéndez Engra?

En primer lugar quería agradecer a cuencanews.es la oportunidad de concederme esta entrevista. Yo soy natural de Cuenca, en esta bella ciudad (Patrimonio de la Humanidad, que se dice pronto) fue donde empecé mi andadura por el colegio Fray Luis de León. Posteriormente estudié en el histórico instituto Alfonso VIII, donde comencé a sentir interés por las Humanidades si bien es verdad que me orienté por las Ciencias de la Salud en aquella época. Después de unos años un tanto turbulentos en la universidad al elegir una carrera equivocada (medicina concretamente), enfoqué mi camino hacia la historia, cursando un Doble Grado de Historia y Turismo en la universidad Rey Juan Carlos de Madrid. Posteriormente, me embarqué unos años en una aventura al otro lado del canal de la Mancha, concretamente en Londres, que fue la ciudad donde casualmente descubrí mi pasión por la escritura gracias a Academia Play. Después, por motivos varios, regresé a España y actualmente vivo en Madrid.

¿Qué significa para ti la historia?

La historia siempre ha sido mi pasión desde bien pequeño. En mi caso particular, significa ante todo la búsqueda de la verdad independientemente de nuestros pensamientos o ideologías, como bien me dijo un viejo compañero cuando me encontraba en la universidad. Esto no es nada fácil pues cuando nos queremos acercar a cualquier época del pasado ya sea esta más cercana o lejana en el tiempo, existen múltiples puntos de vista y a pesar de lo que nos pueda parecer en un principio, nunca existen blancos y negros absolutos sino por lo general sucesivas capas de tonos grises. Para nuestro gozo o desdicha, la historia no es una ciencia exacta como pueden serlo por ejemplo las matemáticas o la física que se rigen por leyes o teoremas inamovibles. Aunque en esto es posible que me corrija algún experto en estas materias, pues la ciencia no para de realizar nuevos descubrimientos a día de hoy.

Todos en nuestras trayectorias académicas nos hemos cruzado con maestros y profesores que marcaron en nosotros una huella imborrable, dejando, para siempre, grabados sus nombres en nuestra memoria. Seguramente que tu pasión por la historia se la debes a más de un docente, ¿quiénes fueron esos 'influencers' que se cruzaron en tu camino para meterte el veneno de la historia en las venas, y cómo crees que lo consiguieron?

A lo largo de mi vida, he tenido multitud de carismáticos profesores. Citaría entre otros a Elena Nieto, que fue la profesora con la que me acerqué a la historia por primera vez y que además tenía grandes dosis de paciencia. También a Antonio Martínez de la Presa, cuyos alumnos le llamábamos cariñosamente ‘Papá Noel’ por su carácter tan entrañable. Este profesor me enseñó a querer la historia y las humanidades por medio de su cercanía al alumnado. Posteriormente, otros dos profesores que dejaron una gran huella en mí fueron Patricia García García y Jesús Maíz Mora. Con ellos, mi interés por la historia se fue afianzando todavía más, con ganas de seguir investigando más allá de lo que aparecía en los apuntes o libros de texto. A través de sus clases, me hicieron cuestionarme el porqué de muchos acontecimientos pasados y la configuración del momento presente. Y aunque no me diese ninguna asignatura de letras, también quería recordar a un antiguo profesor mío, tristemente ya fallecido, llamado don Aurelio Pérez, el cual además de enseñarnos su asignatura de matemáticas con gran pasión y dedicación, también nos transmitió grandes valores que por desgracia cada vez se echan más de menos en las aulas. Y de vez en cuando, hasta se permitía el lujo de contarnos chistes y bromas, cosa que agradecíamos.

¿Cuál es el papel que desempeña en tu vida la historia?

Actualmente trabajo como redactor para Academia Play, que es el mayor canal de divulgación histórica que existe en castellano y yo me dedico sobre todo a la redacción de artículos y guiones de vídeos, entre otras tareas. Por esta razón, casi siempre me hallo ‘buceando’ en diferentes fuentes para buscar información y después contrastarlas. También me gusta mucho leer o ver documentales sobre temática histórica en mis ratos libres para poder seguir profundizando más en ciertos conceptos. Pero hemos de tener en cuenta que la historia no solo es el pasado, sino que también se sigue construyendo en el tiempo presente. Por ello, es muy importante estar atento a todo lo que pasa en el mundo en la actualidad, ya que podemos sacar muchas conclusiones a raíz de analizar el tiempo que nos ha tocado vivir y comparándolo con sus antecedentes en el pasado. Por ejemplo, la actual pandemia que sufrimos de Covid-19, con la mal llamada ‘gripe española’ de 1918-1920, de la que actualmente quedan escasísimos testigos.

¿Cuál es el rol de la historia en la sociedad? ¿Y el de los historiadores? Por cierto, ¿cuáles son tus referentes?

Esta es una pregunta muy compleja pues abarca multitud de ópticas. La historia sirve para poder comprender nuestro pasado y saber cómo hemos llegado a la situación en la que nos hallamos actualmente. También sirve para forjar sentimientos como puede ser la pertenencia a un grupo más o menos extenso de individuos, ya sea en forma de un estado-nación (por ejemplo España, Francia, Italia, etc.), de entidades supranacionales (Unión Europea) o incluso conceptos todavía más amplios (Occidente, Oriente) frente a otros grupos de personas. A su vez, la historia influye en nuestra forma de pensar, de entender e interpretar el mundo que nos rodea. El hecho de nacer en una zona u otra del planeta, ya condiciona a cada individuo de muchas maneras, pues la historia al igual que ocurre con otras facetas del ser humano, está insertada dentro de la cultura de cada uno de nosotros. También influye en la forma de ver a otras naciones o entidades y a veces, incluso juzgarlas positiva o negativamente. Por ejemplo, en la antigua China se llamaban a sí mismos el ‘imperio del centro’ y en nuestro caso siempre representamos a Europa en el centro de cualquier mapa. ¿Quién tiene razón? Y como todo en esta vida, la historia puede utilizarse para el bien o para el mal. La tarea de los historiadores no es precisamente sencilla, a pesar de que algunas personas piensen lo contrario. El hecho de dar una visión u otra de determinados hechos históricos puede acarrear consecuencias impredecibles. Por ello, todo historiador que se precie debe ser ante todo lo más objetivo e imparcial posible, sin miedo a ser tachado de adjetivos tristemente tan usados hoy en día en nuestro vocabulario como ‘facha’ o ‘rojo’ (incluso algunos peores). A modo de curiosidad, en algunas ocasiones me han llegado a acusar de ambos apelativos a la vez en un mismo artículo o vídeo. ¡Increíble, pero cierto!

En cuanto a mis referentes, quería tener en cuenta a ilustres historiadores dedicados a la divulgación sin pelos en la lengua como lo es Juan Eslava Galán. Este autor siempre se ha caracterizado por tratar los más variados temas históricos con un lenguaje muy cercano y cargado con un sentido muy ácido del humor. Su peculiar estilo ha conseguido acercar la historia a decenas de miles de lectores, incluso aunque esta disciplina no fuera en principio su primera elección. Además siempre se toma la molestia de responder tanto a sus más fieles seguidores como a sus más acérrimos detractores. Otro gran referente para mí es María Elvira Roca Barea, una de las autoras que ha logrado poner en el foco la cuestión de la llamada ‘leyenda negra española’. Esta leyenda ha sido ampliamente aceptada durante generaciones y ahora, gracias a la labor de estos investigadores, se está poniendo en entredicho. Un divulgador que también me ha inspirado mucho es Fernando Díaz Villanueva, otro autor que no se deja influenciar por la corriente imperante del momento y que además se ha encargado de redactar el prólogo de nuestro libro.También quería citar a las hermanas Lara Martínez, por otro lado paisanas nuestras, que han tenido una trayectoria académica e investigadora impecable además de hablar sobre temas a veces algo olvidados como por ejemplo, el papel de la mujer en la historia. Además, derrochan gran pasión por su trabajo.

Si tuvieses que quedarte con uno de los libros más influyentes de la historia, ¿cuál seleccionarías?

Esta también constituye una gran pregunta, pues a lo largo de la historia de la humanidad ha habido grandes obras que han tenido y siguen teniendo un protagonismo crucial. Podría citar por ejemplo la Torá, la Biblia o el Corán especialmente si nos referimos a la religión, la cual es un factor muy importante en la vida de millones de personas. En el contexto político, citaría El Manifiesto Comunista de los filósofos Karl Marx y Friedrich Engels, pues su ideología impactó de lleno durante el siglo XX y todavía lo hace en algunos sitios en pleno siglo XXI, con unos resultados digamos un tanto ‘controvertidos’ para unos y para otros. Y existen muchísimos más. Pero si me tuviera que quedar con uno y por la cercanía a mi tierra, sería sin duda El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes, considerada por muchos como la obra literaria más importante de todos los tiempos y de la que, a pesar de todos los años transcurridos desde su publicación, sigue transmitiéndonos grandes enseñanzas que encajan perfectamente en nuestros tiempos. Como bien le dijo un día Don Quijote a Sancho: “La libertad, Sancho, es uno de los más preciosos dones que a los hombres dieron los cielos; con ella no pueden igualarse los tesoros que encierra la tierra ni el mar encubre”.Y fue escrito hace más de 400 años, ojo al dato.

Normalmente, detrás de un gran escritor siempre se esconde un ávido y voraz lector sediento de conocimiento. ¿Qué temáticas te gusta leer? ¿Y escribir?

Me interesa sobre todo la novela histórica y la lectura de divulgación aunque suelo leer de todo un poco. Para escribir, me he centrado mucho en temas que versan sobre historia contemporánea como las guerras mundiales y otros conflictos recientes. La Guerra Fría es uno de los acontecimientos que más me llaman la atención por su componente de secretismo y espionaje. No obstante, de vez en cuando también escribo sobre otras épocas más lejanas en el tiempo como puede ser la Edad Media, que siempre me ha inspirado una especie de ‘ideal romántico caballeresco’. Y alguna que otra vez, he indagado sobre misterios o curiosidades que puedan ser de interés para el público, no solamente de historia.

¿Dónde y cómo se gestó la idea de escribir la obra Veinticinco Grandes Batallas de la Historia? ¿Cómo fue el proceso de escritura de este libro conjunto?

En verano de 2020, en plena pandemia de Covid-19 recibí un mensaje procedente de Javier Rubio Donzé, co-fundador de Academia Play, para preguntarme si quería participar en la redacción de un libro que versaría sobre algunas de las batallas más importantes de la historia junto a él y al redactor Alberto Vidal Guerrero. Por aquel entonces yo era colaborador habitual del canal y acepté la propuesta de Javier sin dudarlo, pues siempre había querido escribir un libro y más si cabe sobre esta temática. En un momento dado, viajé a Madrid para conocer en persona a Javier y poder hablar sobre el proyecto. Yo me encontraba viviendo en Londres en aquel momento, así que creamos un grupo de Whatsapp entre los tres autores para concretar los principales puntos que íbamos a tratar (antecedentes, preparativos, desarrollo y consecuencias) así como el estilo a seguir y nos pusimos manos a la obra. Cada autor se asignó una serie de batallas según sus preferencias y aunque cada uno se encargaba principalmente de las suyas, todas participábamos de una manera u otra en las de los demás, añadiendo, corrigiendo o matizando ciertos conceptos, por lo que fue plenamente un trabajo en equipo.

¿Qué sentiste al ver publicado tu primer libro y tenerlo entre tus manos?

Pues si te tengo que ser sincero, fue una sensación un poco extraña al principio pues no me creía que parte de aquel libro hubiese sido escrito por mí, aunque fuera plenamente consciente de ello. A la vez, pude sentir una gran alegría, ya que uno de mis sueños desde muy pequeño había sido la de escribir un libro y por fin se había hecho realidad. Cuando me puse a ojearlo detenidamente, me sentí muy satisfecho al ver el esfuerzo conjunto de los tres autores, además del de los geniales ilustradores encargados de dar vida a los personajes y acontecimientos que habíamos narrado. Ha sido un gran trabajo con un equipo excelente.

¿Qué destacarías de la experiencia vivida junto a los otros dos autores como Javier Rubio Donzé y Alberto Vidal Guerrero que también han hecho posible el libro Veinticinco Grandes Batallas de la Historia?

Lo que destacaría es que han sido dos excelentes compañeros para llevar a cabo este proyecto en común. A pesar de la distancia física que nos separaba, pues yo mismo me hallaba en Londres por aquel entonces, pudimos coordinarnos en todo momento para hacerlo posible de la mejor manera que sabíamos. Además cada uno de nosotros ha hecho sus propias aportaciones personales, aunque todos hemos seguido la misma estructura principal. Puedo decir que los tres hemos podido disfrutar sobremanera al narrar algunos de los episodios más importantes que han influido, ya sea para bien o para mal en la configuración del mundo actual.

¿Qué valor o factor diferencial has aportado tú como autor de esta joya histórica?

Bueno todos hemos participado de forma bastante equitativa en esta obra divulgativa, si bien yo sugerí por ejemplo dar bastante importancia a los antecedentes y a las consecuencias de cada batalla. Ello se debía a que casi todos los libros de esta temática suelen centrarse más en el aspecto puramente militar y nosotros queríamos que este libro fuese accesible tanto para aquellos que se acercan por primera vez a esta temática como para los que ya tuvieran cierto conocimiento de la materia, bien como aficionados o como expertos. A la hora de abordar la lectura de estos hechos, es muy importante situarnos en el tiempo y en el espacio para poder entender bien cada relato además de analizar la importancia que tuvieron todas las batallas expuestas para el posterior devenir de los acontecimientos. También propuse dar un título a cada batalla que fuera especialmente llamativo (a veces cargado de ironía) antes de meternos de lleno en la aventura del saber.

¿Cómo está siendo la acogida de vuestro libro?

La acogida está siendo por lo general bastante buena, pues Academia Play cuenta con un gran número de seguidores. Muchos de nuestros lectores consideran este libro como el mejor de los tres que se han publicado hasta ahora y eso que el listón ya estaba bastante alto. Además está recibiendo críticas muy positivas.

¿A qué tipo de lector va dirigido?

Este libro va dirigido a todas aquellas personas que quieran afianzar su conocimiento acerca de esta temática de una manera amena y entretenida. No hace falta ser un experto en historia militar para disfrutar de su contenido, pues está escrito en un lenguaje cercano para el público, cargado de curiosidades y anécdotas para sobrellevar mejor cada relato. Además pueden disfrutarlo tanto adolescentes como adultos, tanto aquellos que nunca se han acercado a un libro de estas características como aquellos que ya dispongan de un amplio conocimiento en el tema, pues se podrán encontrar muchos datos sorprendentes dentro de cada capítulo, no solo desde el punto de vista militar.

¿Por qué recomendarías leer Veinticinco Grandes Batallas de la Historia?

Yo recomendaría leer este libro pues al contrario de lo que pueda parecer, no es un libro de historia militar al uso. Sin desmerecer la labor de otros autores, sí es cierto que a veces resulta algo complejo resumir el desarrollo de una batalla, pues entra en juego demasiada terminología bélica (artillería, infantería, retaguardia, flanco,…). Por esta razón, los tres autores de esta obra quisimos hacer especial hincapié en la parte más histórica de cada enfrentamiento, para entender sobre todo por qué se desatan los conflictos y su trascendencia posterior. Por otro lado, las abundantes ilustraciones que acompañan al texto, hacen más fácil su lectura pues nos permiten vivir en primera persona cómo era el movimiento de las tropas, la indumentaria de los soldados o las armas que se empleaban en cada época.

Sí te tuvieses que quedar con una de esas Veinticinco Grandes Batallas de la Historia, ¿con cuál te quedarías y por qué? Soy consciente que resulta altamente complicado decantarse solo por una porque todas tuvieron gran relevancia por variopintos motivos, pero te agradecería que te mojarás.

Hay muchas batallas y de muy diferentes épocas y lugares. Es muy difícil quedarse con una sola de ellas, pues todas fueron muy importantes en su contexto y tuvieron grandes consecuencias ya sea para el devenir de una nación o de la historia mundial. Varias de las batallas narradas tuvieron lugar en nuestro propio país, España, y sí tuviese que quedarme con una de ellas, posiblemente elegiría las Navas de Tolosa de 1212. El porqué de esta elección radica en que uno de sus principales protagonistas, el rey Alfonso VIII de Castilla, fue de hecho el conquistador de Cuenca y por eso le profeso una especial devoción. Este personaje histórico logró aunar a casi toda la cristiandad peninsular a favor de una causa común, la de la lucha contra el poderoso Imperio almohade, sin anteponer intereses personales, un hecho por lo general poco común en la Reconquista (un término por otro lado muy cuestionado hoy en día) pues por lo general los reyes cristianos se solían enfrentar con bastante frecuencia entre ellos mismos además de contra los musulmanes.

Esta trascendental batalla, ya sea para bien o para mal, marcó los designios de España para siempre al quedar la península encuadrada definitivamente dentro de la cristiandad después de infatigables luchas contra el islam (y entre los propios reinos cristianos) desde hacía siglos. Todavía quedarán algunos territorios peninsulares en poder del islam hasta 1492 pero su poder ya no volverá a ser el mismo. Probablemente, España tal y como la conocemos hoy en día sería muy diferente si el resultado de esta batalla hubiese sido otro.No obstante, hay que tener en cuenta que existen infinidad de factores que influyen en el auge y caída de un imperio o civilización, no solo el militar. Por otro lado, la Edad Media es una época que curiosamente siempre se ha denostado por parte de algunos historiadores, cuando en realidad no fue tan ‘oscura’ como se piensa, pues por ejemplo durante este período se crearon las primeras universidades. Para estas cuestiones, es muy importante no juzgar el pasado con los ojos del presente, pues de lo contario podríamos caer en inexactitudes. Al igual que debemos alejarnos tanto de los ‘triunfalismos’ como de los ‘victimismos’, práctica por desgracia muy utilizada en la actualidad para analizar algunos acontecimientos históricos, ya sean batallas u otros mucho más amplios como por ejemplo la conquista de América.

Me imagino que el primer rompecabezas y, a su vez, gran desafío al que os tuvisteis que enfrentar en la creación de vuestra obra, es el de asignarle un número, en este caso veinticinco, a las Grandes Batallas de la Historia. ¿Qué criterios seguisteis para decidiros finalmente por esa cifra? ¿Hubo muchos debates y disparidad de opiniones en torno a este aspecto hasta alcanzar este consenso entre los tres?

Escogimos 25 batallas pues nos pareció un buen número para englobar algunas de las más importantes sin quedarnos ni muy cortos ni demasiado extensos. Quisimos incluir batallas de todas las épocas, desde la Edad Antigua hasta la Contemporánea, ocurridas en los cinco continentes. Como es obvio, se han quedado muchas sin mencionar pues sobre este tema se podría escribir hasta una enciclopedia. No obstante, sí que han quedado reflejados algunos de los episodios bélicos más trascendentales para la historia universal. En general, todos estábamos bastante de acuerdo sobre que episodios íbamos a tratar específicamente, eligiendo cada uno de nosotros aquellos con los que nos sentíamos más a gusto. En mi caso me encargué, entre otras, de batallas relacionadas con el Reino Unido ya que al encontrarme en Londres cuando escribí mi parte, pude contar con abundante bibliografía pues los británicos son generalmente muy dados a publicitar sus grandes gestas, algo a lo que nadie les gana. Sin por supuesto despreciar sus victorias, a veces se les ha llegado a mitificar en exceso.

Las personas que estén interesadas en adquirir el libro, ¿dónde pueden hacerse con un ejemplar vuestro?

Lo pueden adquirir en grandes superficies como La Casa del Libro, Fnac, El Corte Inglés y también en librerías tradicionales como puede ser la librería Evangelio de Cuenca. También se puede solicitar por Amazon.

¿Nos puedes adelantar alguna primicia con respecto a futuros proyectos que tienes en mente como escritor?

Bueno todavía es demasiado pronto para poder hablar sobre otros proyectos futuros, si bien tengo algunas ideas en mente. Tal vez algún día escriba alguna novela histórica, quién sabe. Pero todavía no hay nada seguro al cien por cien.

Para concluir, ¿quieres añadir algo más?

Quisiera tener un agradecimiento especial hacia todas aquellas personas que me han acompañado a lo largo de esta aventura, que han sido muchas. Para todos los que deseen comprar el libro, les deseo una agradable lectura. Espero que disfruten tanto leyéndolo como nosotros de haberlo escrito. Y también quería adelantar, si todo marcha sobre ruedas, que habrá una presentación para el Día del Libro, con la inestimable ayuda de la librería Evangelio, todo un referente de las letras en la capital conquense. Siempre que nos lo permita la actual pandemia, claro está. Y gracias a Raúl Saiz Alcocer por haberme concedido esta magnífica entrevista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (3)    No(0)

+
0 comentarios