www.cuencanews.es
“El Viaje a las Indias” del franciscano conquense Manuel Mingo en las charlas de la RACAL

“El Viaje a las Indias” del franciscano conquense Manuel Mingo en las charlas de la RACAL

lunes 27 de noviembre de 2017, 12:11h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La nueva cita de los llamados Martes de la Academia se va a centrar este martes 28 en la presentación del libro “Un viaje a Indias de ida y vuelta” en el que la profesora emérita de la Universidad de Extremadura Purificación Gato Castaño analiza la poco conocida figura del franciscano Manuel Mingo (nacido en Cuenca en 1726) a partir del manuscrito por él redactado para dar a conocer el desafío que suponía en su tiempo hacer la travesía del Atlántico. Su autora protagonizará la charla que se desarrollará como es habitual a partir de las ocho de la tarde en el salón de actos de la institución académica en la segunda planta del edificio de las antiguas Escuelas de San Antón, junto a la iglesia de la Virgen de la Luz. Como siempre la entrada será libre y gratuita hasta completar la capacidad del local.

El Padre Manuel Mingo de la Concepción nació en Cuenca en 1726, en 1742 ingresó en la Orden Franciscana y en 1750 recibió la patente de Comisario de Santa Rosa de Ocopa por lo que dos años después embarcó rumbo a América, adonde llegaría salvándose de un naufragio. Ya en 1755 fue designado para fundar en Tarija el Colegio de Propaganda Fide, ampliando su acción misionera a otras zonas de Bolivia como Cochabamba, Oruro o Potosí, pasando a ser designado, en 1771, guardián del convento de Tarija. Posteriormente, en 1776, fue nombrado Comisario Colector de nuevas vocaciones para América, lo que motivó dos viajes a España y una larga y laboriosa tramitación de los permisos pertinentes por parte de la autoridad civil, que es lo que relata en la “Crónica, para instrucción de futuros comisarios”, que es el documento que, encontrado por la profesora Gato Castaño, iba a motivarla a escribir el libro que va a presentar en Cuenca. En ese documento inédito que ha visto la luz por su trabajo, el franciscano da a conocer el desafío que suponía hacer la travesía del Atlántico, camino de la metrópoli, para recolectar nuevos misioneros, al mismo tiempo que proyecta los pilares básicos sobre los que se asienta la relación Iglesia-Estado poniendo de relieve el papel que en el tramo final del siglo XVIII desempeñan tanto la Corona, a través del Consejo General de Indias, como la propia Orden Franciscana con sus recién creados Colegios Misioneros. En su libro Gato Castaño, además de analizar el manuscrito y la encomienda y encuadrarlos en su momento histórico, nos acerca la figura de su autor, no sólo describiendo su trayectoria personal sino incluso contándonos cómo era la vida en el convento de Tarija y en la propia casa de San Francisco el Grande de Madrid donde el comisario tenía su celda, y su condición de escritor frustrado.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios