www.cuencanews.es
Habitación de culto del yacimiento de La Cava con el sol iluminando el santuario.
Habitación de culto del yacimiento de La Cava con el sol iluminando el santuario.

El sol ilumina el altar del santuario del yacimiento de La Cava en Garcinarro coincidiendo con la fiesta celta de Beltane

martes 30 de abril de 2019, 20:53h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La Festividad de los Mayos que esta noche todavía celebran algunos pueblos de Cuenca con los cantos o rondas a las mozas y a la Virgen María, es una tradición popular de orígenes ancestrales (fenicios y griegos) con connotaciones rituales totémicas de culto a la divinidad primaveral. Civilizaciones prerromanas como la celta la asimilaron como la fiesta de Beltane, que marcaba el comienzo de la temporada de verano pastoral cuando el ganado se trasladaba a las montañas. Justo en el punto medio entre el equinoccio de primavera y el solsticio de invierno (la noche del 30 de abril al 1 de mayo), los celtíberos que habitaron esta zona de la Península Ibérica desde finales de la Edad del Bronce hasta la romanización de Hispania, celebraban la floración, la aparición de los primeros frutos y el apareamiento animal, es decir, la temporada en la que la fertilidad alcanza su punto más álgido. Y lo hacían con rituales al aire libre llenos de luz y color como agradecimiento a la madre Tierra y culto al amor y la fecundación.

Tras un tiempo de investigación, Margarita Herrera Munera, de la 'Asociación Cultural La Cava' de Garcinarro, consiguió asociar este importante evento con el momento en que la entrada del sol por la puerta del santuario ilumina el altar de este yacimiento, que fue uno de los mayores asentamientos celtíberos que tuvo España en la Edad de Hierro. Según ha explicado a esta redacción, en un principio pensó que este suceso que habían inmortalizado casualmente en una foto coincidiría con los solsticios de verano o de invierno o con los equinoccios de otoño o primavera, pero después comprobó que no era así. Fue a partir de mediados de abril cuando observó cómo la franja de luz penetraba por el lado izquierdo hacia el altar de la habitación de culto, coincidiendo exactamente los primeros días de mayo.

Además, señala que la fiesta del Beltane también significaba para los celtas la despedida de Cernunnos (dios de la fertilidad, la virilidad y la renovación), que se convertía en una parte real del mundo de las plantas y animalescomo señor y espíritu de todo lo salvaje, y representaban sujetando una serpiente. Casualidad o no, en el paraje del Pozo cercano a La Cava existe una posible representación de una cabeza serpiente en una gran roca, animal con gran simbología religiosa, espiritual y funeraria para esta civilización.

Desde que realizó este descubrimiento, como parte de las actividades que esta asociación desarrolla durante todo el año para impulsar y dar a conocer estos importantes vestigios (ver Alcarria Es Más, 17 de abril de 2019), un atardecer de este periodo de tiempo —que esta vez será el próximo sábado, 4 de mayo— convocan a vecinos y curiosos a participar del “verdadero espectáculo” de la puesta de sol y a recordar y admirar así a esos antepasados que, en perfecta armonía con los fenómenos naturales, lograron hacerlo coincidir con tanta exactitud para celebrar el inicio de un periodo de enriquecimiento y abundancia.

Descarga aquí el folleto informativo de La Cava.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Cuenca News

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.