www.cuencanews.es
En imagen Ángel Mansilla Sáez
Ampliar
En imagen Ángel Mansilla Sáez

Siendo de MUFACE, y ADESLAS... la muerte me ha rondado muy cerca

martes 20 de abril de 2021, 16:01h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Llamo al médico de Tribaldos (al creer que me correspondía ya que estoy empadronado en Tribaldos más de 50 años y he sido alcalde durante doce años) pidiéndole que me hiciera una prueba para comprobar si tenía el COVID POSITIVO. Él automáticamente me indica: “que al estar yo en Tarancón que fuera a los servicios de URGENCIAS de la Seguridad Social, ya que según él yo estaba allí como un desplazado”. Una vez conocido que era positivo vuelvo a llamarle para comunicárselo y la misma respuesta por su parte. Ese fue todo el tratamiento que recibí de su parte, literalmente “se quitó el (casi) muerto de encima”.

Día 20/01/2021. A las 15:05 voy a URGENCIAS de la “Seguridad Social” (SESCAM)  de Tarancón, me hacen un test de antígenos y doy positivo. La médica de Urgencias, conmigo metido en mi coche, me telefonea y me dice: “váyase a su casa, aislase y en diez días no salga a la calle” ¡Buena respuesta de un médico!, supongo que ni si quiera valoró que la cosa podría empeorar o si mi esposa podría ser también positivo.

Día 21/01/2021. Viene a mi casa mi hermana María José, médico de familia en Madrid, y es ella quien le hace un test de antígenos a mi esposa y da también positivo, es ella quien me manda una serie de medicamentos y es a ella a quien todos los días le paso información de la temperatura y de la saturación de oxígeno, ya que nadie de URGENCIAS de la S.S. (SESCAM) de Tarancón, ni médico de Tribaldos, me hacen el más mínimo seguimiento.

Día 27/01/2021. Han pasado ya 8 días desde que fui diagnosticado con COVID POSITIVO, la fiebre no remite, y mi estado de salud evidencia un empeoramiento considerable, me cuesta muchísimo respirar, el oxímetro que he conseguido me indica saturación en sangre de 90-91 %, quiero cumplir con lo indicado por la médica de Urgencias y seguir en casa pero mi familia y mi hermana médico me “obligan” a ir a urgencias. Mi hija Nuria va Urgencias de la S.S. para contarles como está evolucionando la situación y le dicen que me lleve ella al hospital en su coche, supongo que les daba igual que pudiera contagiarla.

Me encuentro muy mal así que acompañado de mi hija, ella en su coche y yo en el mío para evitar contagiarla vamos, a las 15:10, a URGENCIAS de la S.S. (SESCAM) de Tarancón y la primera pregunta que me hace el médico de urgencias es “qué por qué me presento allí, que lo único que iba a conseguir era contagiar a todo el mundo”. Me ausculta y le pido una radiografiara para hacérsela llegar a mi hermana ya que la fiebre en estos días no disminuía y esta intuía lo que estaba pasando. El médico me pide la cartilla de la Seguridad Social y al decirle yo que pertenezco a MUFACE, me responde “PUES BÚSQUESE UNA AMBULANCIA    Y VÁYASE A RECOLETAS DE CUENCA” ¡Increíble respuesta de un médico!, más allá de su desconocimiento del convenio rural entre MUFACE y el SESCAM (https://www.boe.es/diario_boe/txt.php?id=BOE-A-2021-2295 ), le negó una simple radiografía a una persona que ha pagado sus impuestos durante toda su vida, en medio de una pandemia como la que estamos sufriendo. Dónde quedan el Juramento Hipocrático, la empatía y la humanidad que se le presupone a un médico. Me queda el consuelo de que es parte de la minoría que empaña la excepcional labor de nuestros sanitarios. Me vuelvo para casa, desamparado, tengo miedo.

Día 28/01/2021. Gestiono una ambulancia que me lleve a Recoletas de Cuenca y ante mi deteriorado estado de salud, me dejan ingresado.

Día 29/01/2021. Como el Hospital de Recoletas carece de medios y mi situación solo empeora, este día me trasladan al Hospital de la Seguridad Social (SESCAM) “Virgen de la Luz” de Cuenca. Permanezco en el hospital dos meses y un día, estando veinte días en la UCI y en un estado muy grave. Del Hospital sólo puedo decir que todo ha sido amabilidad y una gran profesionalidad de todo el personal, auxiliares, enfermeras, fisioterapeutas y médicos. Especial Recuerdo a Juan Araujo médico de la UCI), María Casado (responsable de Neumología), Prado Sierra (Nefrólogo) Susana Priego (fisioterapeuta), GRACIAS A TODOS.

Gracias a todos los que habéis rezado por mí y por mi familia, y gracias a los Santos, y a la Virgen que han rogado por mí, y ¡GRACIAS A DIOS! Que me permite estar un día más con todas las personas que quiero y que me quieren.

Han sido muchísimas las personas que han estado preocupadas    y pendientes de mi estado de salud, que han llamado a mi familia, o a mí cuando he salido de la UCI, vaya desde aquí mi agradecimiento, y especialmente a Emilio Loriente Piqueras, Alejandro Rodrigo Fdez., Benjamín Prieto Valencia, José Manuel López Carrizo, a toda la corporación de Tribaldos..., y como no, a toda mi familia, que se han portado como “jabatos” para que pueda estar unos años más entre ellos ¡GRACIAS A TODOS! Una vez más.

¡Gracias a los médicos, enfermeros, fisioterapeutas y demás personal sanitario que arriesgan su vida por la vida de los enfermos, y es esa defensa de la vida la que la hace la más noble de las profesiones, testimoniando con ello el amor que Dios ha puesto en cada uno de nosotros al servicio de los demás, por ello hoy puedo abrazar de nuevo a toda mi familia! ¡MUCHAS GRACIAS!

Ángel Mansilla Sáez
Ex alcalde de Tribaldos

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios