www.cuencanews.es

UGT-Cuenca dice NO A LA VIOLENCIA DE GÉNERO

sábado 25 de noviembre de 2017, 13:05h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

La Unión General de Trabajadores de Cuenca, manifestamos de forma permanente nuestra más absoluta condena y repulsa contra la violencia que se ejerce sobre las mujeres y sus hijos e hijas. Con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, queremos levantar la voz.

La violencia de género constituye una de las más terribles lacras sociales, que atenta contra los derechos humanos y contra el derecho fundamental a la igualdad y no discriminación. En lo que va de año, 44 mujeres, y 8 niños y niñas han sido asesinadas en España por hombres maltratadores y el recrudecimiento de la violencia sobre las mujeres parece no tener fin. En Castilla la Mancha han sido 6 las mujeres asesinadas y 2 menores, un niño y una niña. El número de mujeres asesinadas se ha incrementado a nivel nacional en un 16% y el número de denuncias en más de un 18%. Especialmente terrible es la violencia sobre los niños y niñas, la parte más vulnerable. La cifra de asesinatos ha roto todas las estadísticas y el incremento con respecto al año anterior es del 87,5%. Cada 25 de noviembre se analizan los datos sobre violencia y se constata el fracaso en el avance de la mejora de esta situación, cuando no su retroceso, como ha ocurrido durante los años de crisis económica en los que las políticas de recortes de derechos y del gasto público han tenido como consecuencia la marcha atrás en el camino hacia la igualdad de género y en la lucha contra la violencia de género.

La violencia de género tiene una importante implicación en el ámbito laboral, por una parte porque la especial situación de las mujeres trabajadoras víctimas de violencia de género hace necesario un especial tratamiento normativo en cuanto a derechos laborales, por otro porque las mujeres también sufren violencia en el trabajo, cuyas manifestaciones más frecuentes son el acoso sexual y el acoso por razón de sexo, y por último porque la igualdad en el empleo es un elemento esencial y una herramienta imprescindible para luchar contra la violencia de género; garantizar la independencia económica de las mujeres que sufren violencia de género es fundamental para poder alejarse de las situaciones de violencia. Este tipo de violencia está muy invisibilizada.

Dentro de este contexto, la inserción laboral de las víctimas de violencia de género, es una tarea pendiente, los incentivos a las empresas para el fomento de la contratación de mujeres víctimas de violencia de género, a través de la bonificación en la contratación a dichas mujeres, tienen un alcance muy limitado y no están siendo realmente eficaces. En Castilla la mancha en el año 2016 sólo se realizaron 27 contratos por esta circunstancia.

Desde Naciones Unidas se señala expresamente que: “la violencia contra la mujer es una violación de los derechos humanos y una consecuencia de la discriminación que sufre, tanto en las leyes como en la práctica y la persistencia de desigualdades por razón de género”

Una de las principales dificultades para prevenir y poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo, afirma Naciones Unidas, es la marcada insuficiencia de fondos, que determina los recursos a utilizar.

El pasado mes de septiembre el Congreso de los Diputados aprobó el Pacto de Estado contra la Violencia de Género, y pese a que, en líneas generales, se recogen medidas que valoramos positivamente, en el ámbito laboral consideramos que siguen siendo insuficientes ya que no resuelven las carencias detectadas, que se han puesto de manifiesto desde los distintos ámbitos de la prevención.

Resulta muy preocupante la ausencia de políticas de igualdad en el Pacto contra la violencia de género si se tiene en cuenta que sin igualdad real no podremos lograr la eliminación de la violencia de género y que en este país contamos con unos altísimos índices de desigualdad entre mujeres y hombres en todos los ámbitos.

En este sentido, debemos recordar que el Convenio de Estambul, sobre prevención y lucha contra la violencia contra la mujer y la violencia doméstica de 11 de mayo de 2011 y que entró en vigor en España el 1 de agosto de 2014, en sus arts. 4 a 6 vinculan estrechamente desigualdad y violencia de género, estableciendo como elemento esencial para la prevención de la misma la igualdad efectiva. En este sentido, entendemos que el Pacto contra la Violencia de género no solo no recoge dichas políticas, ni de forma concreta ni suficiente, sino que además supone un incumplimiento por no adecuación respecto de lo establecido en mencionado Convenio en el sentido apuntado.

Para UGT, la defensa de los derechos humanos y los principios fundamentales de nuestra Constitución: igualdad, libertad y justicia, es un objetivo prioritario y esencial.

Es por tanto nuestra obligación denunciar y participar activamente contra esta terrible situación, por lo que alzamos la voz contra la violencia sobre las mujeres renovando nuestro compromiso en la erradicación de sus consecuencias en el ámbito laboral y social.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Cuenca News

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.