www.cuencanews.es
El 70 por ciento de la producción de aceituna de La Alcarria de los próximos años, en peligro por los daños que Filomena ocasionó en el olivar
Ampliar

El 70 por ciento de la producción de aceituna de La Alcarria de los próximos años, en peligro por los daños que Filomena ocasionó en el olivar

Por Redacción
x
localcuencanewses/5/5/16
viernes 16 de abril de 2021, 13:10h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Entre el 60 y el 70 por ciento de la producción de aceituna de los próximos años en La Alcarria está seriamente amenazada por la situación en la que han quedado cientos de olivos como consecuencia del temporal Filomena, que ocasionó en los árboles unos daños que requerirán de importantes inversiones en poda y tratamientos fitosanitarios para su recuperación.

Así lo ha constatado ASAJA Cuenca tras la visita que su secretario general, Manuel Torrero, ha realizado a la zona para comprobar de primera mano la situación y valorar las actuaciones que llevará a cabo la organización agraria.

Tras un primer análisis, desde ASAJA Cuenca se ha solicitado una reunión con el presidente de la Diputación de Cuenca para trasladarle la preocupación por la situación y para plantearle su colaboración en un Plan de Recuperación del Olivar de La Alcarria.

El secretario general de ASAJA Cuenca ha calificado la situación de “preocupante” y ha asegurado que, durante los próximos años, los agricultores “tendrán que invertir en poda o en tratamientos fitosanitarios para recuperar los olivos, porque, a pesar de su aspecto, no se han perdido totalmente”

Torrero ha recordado que en La Alcarria de Cuenca se han hecho en los últimos años grandes inversiones por parte de los agricultores para modernizar este cultivo y que la pérdida de producción durante los próximos años va a tener un efecto muy negativo no sólo para la renta del agricultor, sino también para las cooperativas de la zona que van a tener una reducción de liquidez importante.

En este sentido, el Plan de Recuperación del Olivar que se planteará a la Diputación también contempla posibles líneas de apoyo a estas cooperativas alcarreñas que han hecho importantes inversiones en los últimos años y que esta pérdida de producción puede llevarlas a una falta de liquidez o a la quiebra.

Por lo que respecta al olivar ecológico, Torrero ha avanzado que se va a solicitar a la Consejería de Agricultura una consideración especial a aquellos agricultores que tienen este cultivo, “hay que tener en cuenta que en los próximos años la cosecha va a ser escasa o nula y no se les puede exigir la misma producción que en una situación normal para cumplir con los requisitos que establece el cultivo ecológico”.

El olivar de bajo rendimiento se ha convertido en La Alcarria de Cuenca en parte fundamental para la renta de los agricultores. Las primeras estimaciones apuntan daños generalizados en toda la zona, principalmente en las zonas más bajas. Algunos productores han optado por esperar a ver cómo se comporta la primavera y si la pluviometría y las temperaturas ayudan a la recuperación de los árboles. Otros han comenzado por podar los árboles más afectados y han iniciado ya el tratamiento fitosanitario.

En este sentido, el secretario general de ASAJA Cuenca ha aconsejado iniciar el tratamiento de recuperación y estimulación del olivo “a través de la protección fitosanitaria para hacer frente a plagas enfermedades como el barrenillo. Hay que tener en cuenta que el olivo está convaleciente de una helada histórica y, los que no se pierdan, pueden tardar entre 5 y 6 años en recuperarse”.

La opinión de los agricultores

Los agricultores de La Alcarria asisten a la situación con una mezcla de desesperación e incertidumbre, “hemos visto cómo ha empezado, pero no sabemos cómo acabará”, ha señalado Gerardo González Bello, agricultor de Villalba del Rey quien cree que la producción no se va a recuperar en los próximos 6 o 7 años. Añade que la situación va a repercutir “muy negativamente en una comarca ya de por sí muy pobre, donde la despoblación es bestial, “vamos a tener mucho abandono del olivar porque muchos agricultores están próximos a la jubilación y, al ver que la recuperación va a tardar años, se van a desanimar”.

Otro de los agricultores afectados, Juan Carlos Budia, explica como en uno de sus olivares de 380 árboles ha tenido que cortar unos 200, “en otros no sé qué hacer con ellos porque no creo que vuelvan a producir en 8 o 10 años. Tendremos que esperar a ver cómo evoluciona la primavera y hacer tratamientos regulares, cada 15 días. Tendremos sobrecostes importantes que no sé cómo vamos a asumir”.

Seguros

Por lo que respecta a los seguros agrarios, el secretario general de ASAJA Cuenca, Manuel Torrero, ha indicado que “el primer síntoma de que un seguro no funciona es que aquí la contratación es prácticamente inexistente. El seguro no está adaptado a las necesidades del cultivo, no recoge la realidad y Agroseguro no acepta ninguna modificación”.

A este respecto González Bello explica que él ha asegurado el olivar toda su vida “pero fue el propio Agroseguro el que me obligó a dejarlo. Tenía asegurados 9 kilos, me bajaron a 4 y luego me hacían la media de dos años”, con este panorama “el balance de seguros en La Alcarria es 0. Asegurar y hacer cada vez más gastos para perder siempre es algo que terminar por cansar”, concluye.

El 70 por ciento de la producción de aceituna de La Alcarria de los próximos años, en peligro por los daños que Filomena ocasionó en el olivar
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios