www.cuencanews.es
Dolz convocará periódicamente a la Junta de Portavoces para informar de los avances en la calle Canónigos
Ampliar

Dolz convocará periódicamente a la Junta de Portavoces para informar de los avances en la calle Canónigos

Por Redacción
x
localcuencanewses/5/5/16
jueves 27 de mayo de 2021, 19:54h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El alcalde, Darío Dolz, se ha comprometido hoy, en el Pleno municipal del mes de mayo, a informar periódicamente a la Junta de Portavoces de los avances que se vayan haciendo en las actuaciones en la calle Canónigos. Este viernes, de hecho, tendrá lugar la primera de estas convocatorias, en la que se dará cuenta a los grupos municipales de los pasos dados hasta el momento.

“No vamos a eludir ninguna responsabilidad, teniendo en cuenta que la principal ahora mismo es reconstruir el muro y devolver la normalidad de la zona lo antes posible”, ha subrayado el primer edil, recordando que “por eso ya han comenzado las obras de limpieza, saneamiento y estabilización del muro de la calle Canónigos”.

Dolz ha explicado asimismo que el equipo de Gobierno iba a proponer al Pleno la creación de una comisión para esclarecer cualquier duda en torno a la gestión de este asunto, “nuestra y de los que nos precedieron porque este asunto, lo sabemos todos, no empezó en septiembre de 2019”; pero la creación de este órgano, ha añadido, “ha dejado de tener sentido teniendo en cuenta que el asunto está ahora en manos de la Fiscalía, y nos parece bien que así sea, pues será la justicia y no un órgano político el que depure las responsabilidades que pueda haber”.

Durante la sesión plenaria el equipo de Gobierno ha dado cuenta, a iniciativa propia, de las actuaciones llevadas a cabo en torno a las obras de la calle Canónigos. Así, la concejala de Urbanismo, Nelia Valverde, ha explicado que fue en septiembre de 2019 cuando se observó un aumento de un hundimiento ya existente en el pavimento de la calle Canónigos, en el tramo entre las Casas Colgadas y el Puente de San Pablo, “cuestión que se trasladó a la entonces Concejalía de Urbanismo y Mantenimiento Urbano, solicitándose inmediatamente después al Servicio de Obras la redacción de un informe para poner en conocimiento de la Corporación la necesidad de iniciar las primeras averiguaciones respecto al problema detectado para garantizar la seguridad de los peatones y del tráfico, y para poder realizar un diagnóstico de lo observado y poder plantear la solución más adecuada”.

De este modo, se procedió a vallar el acceso a las Casas Colgadas por parte de Policía Local, se realizaron inspecciones por parte de Aguas de Cuenca y de Bomberos, y tanto éstos como el Servicio de Obras colocaron testigos para controlar la evolución de las grietas. A lo largo de las semanas siguientes se realizaron una serie de catas y, “dada la complejidad del diagnóstico, durante los meses de octubre y noviembre se decidió contrastar los datos recabados desde el Ayuntamiento con diversas empresas y técnicos externos”, ha indicado Valverde.

En el mes de noviembre el Consorcio de la Ciudad de Cuenca incluye como prioritaria entre sus inversiones la reparación de esta calle a propuesta del alcalde en la primera reunión de la Comisión Ejecutiva que tiene lugar tras el cierre del vial. Ese mismo mes, el Ayuntamiento inicia el expediente, a través de ‘Aguas de Cuenca’ de la adjudicación de las obras que garanticen la estanqueidad del colector, se reparan una batería de sumideros, etc. En los meses de diciembre y enero continúan las mediciones topográficas y estudios varios.

En febrero de 2020 se celebra Comisión Ejecutiva del Consorcio en la que, ante la dilación en el tiempo para avanzar en el procedimiento por parte de este órgano, tras tres meses desde el encargo, el Ayuntamiento propone extraer el proyecto constructivo para realizarlo desde el propio Consistorio, a través de la empresa pública ‘Aguas de Cuenca’, y luego pedir la subvención de los costes del referido proyecto, “para ganar agilidad en los trámites”.

La irrupción de la pandemia en el mes de marzo viene a retrasar las actuaciones, pues “además de que nos ponemos a gestionarla, se suspenden los procedimientos administrativos”, siendo en mayo cuando se resuelve finalmente la adjudicación del contrato para la redacción del proyecto, que “pese a tener dos meses para hacerlo se redacta en un mes y está listo en junio”, ha apuntado el concejal de Patrimonio Histórico, Miguel Ángel Valero.

Los sucesivos y preceptivos trámites legales a lo largo de los siguientes meses pasan por la aprobación del expediente, exposición pública, certificados e informes de los servicios de Patrimonio municipal y de la Delegación Provincial de Cultura, supervisión arqueológica, licitación de la obra, mesa de contratación y finalmente adjudicación de la obra en enero de 2021, “solicitando desde el Ayuntamiento al Consorcio que rogase a la empresa que no agotase los plazos que legalmente le amparaban para comenzar a la obra, que son tres meses”, petición que finalmente la empresa no tuvo en cuenta amparándose en su derecho legal.

De este modo, el acta de replanteo de la obra se firma el 23 de abril y ésta se inicia el día 26, desarrollándose las actuaciones durante las dos semanas y media siguientes hasta que se produce el hundimiento de la calle. “Toda esta sucesión de acciones ponen de manifiesto que no ha habido en absoluto dejadez y que desde el Ayuntamiento se ha trabajado diligentemente y de manera denodada”, ha zanjado Miguel Ángel Valero.

Por su parte, la edil Saray Portillo ha añadido que “con la cronología queda claro que este equipo de Gobierno reaccionó, cuando el problema se puso encima de la mesa, y conformó un expediente para llevar a cabo unas obras de reparación que se estaban ejecutando cuando se produjo el derrumbe parcial”; obras que llevaban en marcha desde las dos semanas y media anteriores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios