www.cuencanews.es
Anulado el traslado forzoso de un bombero sancionado por la Diputación de Cuenca
Ampliar
(Foto: cuenca112.com)

Anulado el traslado forzoso de un bombero sancionado por la Diputación de Cuenca

miércoles 21 de marzo de 2018, 17:07h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Una sentencia del Juzgado de lo Social 1 de Cuenca ha declarado "nula y sin efecto" la sanción impuesta a un bombero de la Diputación Provincial de Cuenca que fue trasladado de forma forzosa y sin indemnización tras la apertura de un expediente sancionador en el que se le acusó de una falta "muy grave".

En la sentencia, el juez considera que hay "palmarios y graves defectos" en la instrucción del expediente sancionador, y obliga a la Diputación a reponer al trabajador en su puesto.

El bombero fue trasladado en septiembre de 2017 del parque de Tarancón, donde tenía su domicilio, al de Motilla del Palancar, a una distancia de 122 kilómetros y sin derecho a indemnización, por lo que la sentencia, contra la que no cabe recurso, deja abierta la puerta a que el trabajador pueda pedir "el resarcimiento de acreditados daños económicos que la sanción le hubiera podido producir".

Según el auto, el conflicto se produjo a raíz de un incendio en Villarrubio (Cuenca) en febrero de 2017 al que el bombero expedientado acudió en calidad de jefe de turno, y defendió en un informe posterior que había requerido la presencia del jefe de guardia, pero ésta no se había producido.

El bombero pidió las grabaciones de las conversaciones que había mantenido ese día con la central de comunicaciones, y cuando éstas le fueron facilitadas, en el mes de junio, reconoció su error y pidió disculpas, pese a lo cual fue expedientado por "haber formulado una acusación muy grave contra un superior o un compañero", lo que se consideró falta "muy grave" por el "falseamiento doloso de datos o informaciones del servicio".

Sin embargo, el juez defiende que las grabaciones se le tendrían que haber facilitado cuando las requirió el trabajador, y no cuatro meses después, y que la tramitación del expediente tendría que haber sido "absolutamente escrupulosa".

Por el contrario, lamenta que la Diputación "prefirió abrir expediente al actor sin recibir las correspondientes explicaciones del mismo, manteniéndole en su ignorancia durante más de cuatro meses, sin facilitarle la prueba definitiva reclamada hasta en dos ocasiones".

Considera que no hubo ninguna intencionalidad "deliberada o maliciosa" por parte del bombero, y que de las conversaciones grabadas, y contando con la tensión del momento, se puede entender que creyese haber pedido la presencia del jefe de guardia.

El auto rechaza también que, como apunta el expediente, estos hechos se produjeran por una "operación de acoso orquestada en el parque de Tarancón contra el jefe del Parque de Motilla", lo que considera una acusación "tan vaga como imprudente", que además no es el hecho a sancionar "ni se ha permitido al demandante responder a la misma".

Fuentes de los representantes de los trabajadores del parque de Tarancón han indicado que están valorando qué acciones legales adoptar, y lamentan la "indefensión" en que se encuentran ante las acusaciones.

La Diputación, por su parte, no se ha pronunciado sobre la sentencia.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios