www.cuencanews.es
Investigadores del IREC optimizan un método para criopreservar el semen de las aves rapaces

Investigadores del IREC optimizan un método para criopreservar el semen de las aves rapaces

viernes 08 de mayo de 2020, 11:03h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

Investigadores del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC) y del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA) han optimizado un protocolo para criopreservar el semen de las aves rapaces. El método supone un avance destacado para la conservación ex situ de las especies más amenazadas y contribuye a construir un ‘arca de Noé’ para el material genético de aves rapaces en peligro.

Investigadores del Área de Reproducción Animal del grupo de investigación en Sanidad y Biotecnología (SaBio) del Instituto de Investigación en Recursos Cinegéticos (IREC), -centro mixto de investigación dependiente de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), la Junta de Comunidades y el Consejo Superior de Investigaciones Científicas-, y del Departamento de Reproducción Animal del Instituto Nacional de Investigación y Tecnología Agraria y Alimentaria (INIA), han desarrollado un estudio para perfeccionar la técnica de criopreservación del semen de aves rapaces, usando al halcón peregrino (falco peregrinus) como modelo de estudio. Esta técnica, según los científicos, es “fundamental” como alternativa de conservación ex situ para evitar la extinción de las especies de aves rapaces más amenazadas.

Los investigadores explican que salvar a una especie de fauna silvestre de la extinción puede llegar a depender de la realización de esfuerzos de conservación ex situ, es decir, del mantenimiento de algunos de sus componentes fuera de sus hábitats naturales. Generalmente, esta forma de conservación se traduce en programas de cría en cautividad que permiten hacer reintroducciones periódicas en el medio natural. Sin embargo, aseguran que muchas especies de la fauna silvestre no se adaptan bien a la cría en cautividad, de modo que esta opción no resultaría efectiva como método para evitar su extinción.

Actualmente, los científicos cuentan con los Bancos de Recursos Genéticos, una alternativa de conservación ex situ que permite guardar muchas ‘copias genéticas’ de la fauna más amenazada en un espacio reducido, normalmente en forma de espermatozoides y ovocitos que se pueden conservar durante muchos años gracias a la criopreservación, Mediante este proceso, las células entran en una especie de letargo, de modo que se mantienen vivas pero sin degradarse hasta que necesitan ser usasdas, por ejemplo, en técnicas de reproducción asistida para la restauración de especies amenazadas mediante programas de cría.

La criopreservanción requiere el establecimiento del protocolo específico más idóneo de congelación y descongelación e incluye la identificación de las sustancias crioprotectoras más adecuadas para evitar que las células reproductoras y su germoplasma sufran daños durante el tiempo que permanecen ultracongeladas. En el caso de las aves rapaces, las técnicas de criopreservación tienen serias limitaciones, ya que sus espermatoziodes son especialmente vulnerables a sufrir daños durante su manipulación y proceso de congelación/descongelación. Si a esto se suma el hecho de que los programas de cría en cautividad de muchas rapaces amenazadas suelen ser poco exitosos, los investigadores subrayan lo importante que es optimizar los procesos de criopreservación de su germoplasma para aumentar sus posibilidades de no desaparecer.

En colaboración con la empresa Sevilla Falcons S.L., los investigadores del IREC y del INIA obtuvieron muestras de semen de varios machos de halcón peregrino mediante técnicas de copulación falsa voluntaria o mediante masaje abdominal. Tras evaluar diversos parámetros sobre la calidad del semen las muestras fueron sometidas a diferentes tratamientos, concretamente a una congelación rápida en pellets y una congelación lenta en pajuelas, del uso de dos tipos de sustancias crioprotectoras (la dimetilacetamida o DMA y el dimetilsulfóxido o DMSO), y de una descongelación a 5ºC durante 1 minuto y a 37ºC durante 30 segundos.

El protocolo de criopreservación que menos alteró la calidad del semen de los halcones peregrinos fue el que incluyó una congelación lenta en pajuelas y al DMSO como sustancia crioprotectora. Por lo tanto, la forma de congelar el semen y el tipo de sustancia crioprotectora fueron identificados como los aspectos críticos a considerar en la criopreservación del semen de aves rapaces.

Estos resultados, recientemente publicados, suponen a juicio de los investigadores una aportación destacada en el campo de la reproducción animal relacionado con la criobiología de los espermatozoides de aves rapaces, y contribuyen a construir una valiosa ‘arca de Noé’ para la conservación de las aves rapaces más amenazadas.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios