www.cuencanews.es
En imagen Fede Pizarro
Ampliar
En imagen Fede Pizarro (Foto: Óscar Aznar)

Leo Maciel, protagonista estelar de la convincente victoria del Incarlopsa en La Catedral (25-30)

Por Raúl Saiz
x
localcuencanewses/5/5/16
domingo 04 de abril de 2021, 01:04h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El Incarlopsa Cuenca venció y convenció. En líneas generales, gran encuentro del conjunto conquense que, tras lograr con una autoridad incontestable otros dos valiosos puntos, esta vez ante un combativo Helvetia Anaitasuna refrendó en "la catedral del balonmano español", las buenas prestaciones que sigue ofreciendo y acumulando como visitante en este vigente curso liguero.

Los de Lidio Jiménez solventaron, sin excesivas dificultades, el siempre exigente test en feudo pamplonica, con un sobresaliente trabajo colectivo que estuvo liderado por una nueva actuación sideral del cancerbero argentino LEO MACIEL (atravesado el ecuador del segundo periodo llegó a obtener un porcentaje de paradas del 54%, a la finalización del partido acabó con un 41,86%, cifra nada desdeñable) que, junto a su incalculable talento y valor, unido todo ello al buen hacer de sus compañeros que, constituyeron un enorme entramado defensivo en el que se estrellaron los locales, pusieron de manifiesto en varias fases de este encuentro que, cuando el binomio defensa-portería del cuadro rojillo funciona como un bloque compacto desarrollando una praxis armoniosa, automáticamente pasa a ser el mejor ataque de los castellano-manchegos. Y así fue. Pero no fue todo coser y cantar. Cuenca necesitó aproximadamente los primeros quince minutos del primer acto para poner a punto su maquinaria, a excepción de su seguro de vida en portería, que sigue a lo suyo. Parece no tener techo en el actual equipo en el que milita y que relanzó su carrera.

En el primer periodo, salvo en su ocaso, la igualdad y las alternancias en el marcador, con mínimas ventajas de dos goles adquiridas por ambos contendientes, fueron la tónica dominante; hecho que ni mucho menos hacía presagiar un triunfo sencillo para el equipo de la ciudad encantada. Pero a partir del minuto 25, Cuenca se despegó definitivamente en el marcador, cogiendo una cómoda renta de tres goles que incluso llegó a incrementarse hasta los cinco (10-15), gracias a los tantos, uno de Doldán; y, otro, del lateral izquierdo transalpino Davide Bulzamini, que sigue aprovechando al máximo todos los minutos que le concede su técnico, para seguir creciendo a pasos agigantados.

Finalmente antes de llegar al intermedio, la ventaja de los conquenses fue reducida a cuatro goles(12-16) tras anotar, un tanto sobre la bocina, el emergente central navarro Ander Izquierdo que, sin duda, como quedó patente tras su gran actuación en el choque que dirimieron navarros y conquenses, estamos ante uno de los grandes talentos emergentes del balonmano español; sin ir más lejos, recientemente fue convocado por el seleccionador nacional, Jordi Ribera.

Tras el asueto, el Anaitasuna aprovechó la irrupción en el partido de su cancerbero Marcos Cancio, que gracias a sus prodigiosas intervenciones, permitió que los navarros se acercasen a tres goles de su oponente.

Sin embargo, los hombres de Lidio Jiménez no tardaron en reaccionar con actitud y aptitud, para acabar arrollando a su rival. Nacho Moya, otro de los jugadores destacados del Incarlopsa Cuenca junto a Thiago entre otros, fue el primero en anotar la primera diana de los conquenses que se hizo esperar, tras tardar su escuadra unos tres minutos en inaugurar su casillero en la segunda parte (13-17).

A partir de ese momento, Cuenca pasó el rodillo a su rival, logrando engordar la diferencia en el electrónico gradualmente. En varias ocasiones, llegó a abrir una brecha de siete goles, hasta alcanzar una diferencia máxima de ocho goles (14-22).

Los locales, a la desesperada, implantaron el sistema defensivo 3-3, con la intención clara de cortocircuitar el ataque conquense, pero no lograron su objetivo. Cuenca, bien dirigido por Pablo Simonet, supo jugar con el marcador a favor y leer muy bien la defensa impuesta por Quique Domínguez.

Con todo el pescado vendido, los últimos minutos del choque, Anaitasuna los aprovechó para maquillar el resultado(25-30).

En resumen, merecida victoria e importantísima inyección de moral para un Incarlopsa Cuenca que próximamente afrontará su particular Everest y Angliru; primeramente, recibiendo en El Sargal, el próximo fin de semana, al tercer clasificado y revelación de la temporada, Bada Huesca; y, posteriormente, a la expedición conquense le tocará viajar hasta tierras riojanas para enfrentarse al cuarto clasificado, BM Logroño La Rioja. Dos partidos trascendentales que se antojan claves de cara a sus aspiraciones europeas.

Ficha Técnica

Helvetia Anaitasuna (12+13): Bols; Gastón (1), Edu (2), Ibai (1), Fischer (-), Izquierdo (7) y Chocarro (3) -siete inicial-. También jugaron Bazán (-), Ganuza (2), Etxeberria (1), Héctor González (-), Aitor García (1), Cancio (-), Dashko (3), Juan del Arco (4).

Incarlopsa Cuenca (16+14): Maciel; Pablo Simonet (5), Moscariello (2), Thiago Alves (3), Nacho Moya (5), Pizarro (3) y Sergio López (3) -siete inicial-. También jugaron Samu Ibáñez (p), Colo Vainstein (1), Martín Doldán (2), Hugo López (-), Pérez de Inestrosa (1) y Buzamini (5).

Parciales cada cinco minutos: 3-3, 6-5, 7-7, 10-11, 10-13 y 12-16 (descanso). 13-18, 13-20, 16-22, 18-25, 21-27 y 25-30 (final).

Árbitros: Jordi Ausás Busquets y Miquel Florenza Virgili fueron los colegiados del encuentro. Excluyeron a Bazán, Etxeberria, Meoki e Izquierdo por parte del Anaitasuna. Por parte del Cuenca a Vainstein, Moscariello, Bulzamini y Sergio López.

Incidencias: partido correspondiente a la vigesimosexta jornada de la Liga Sacyr Asobal disputada en el pabellón Anaitasuna ante 300 espectadores.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios