www.cuencanews.es

El PSOE contra el tren

miércoles 15 de diciembre de 2021, 13:34h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El PSOE, que detenta el poder del Estado, de la Comunidad de Castilla-La Mancha, del Ayuntamiento de Cuenca y de la Diputación, está en contra de la recuperación de la línea de ferrocarril Madrid-Cuenca-Valencia, que pasa por pueblos de las zonas despobladas. Después de muchos años, sin inversiones en el mantenimiento de la línea, el PSOE ha decido pasar a la historia como el partido que decidió el cierre y destrucción de la línea, en el Año Europeo del Ferrocarril.

Considerando que la decisión de supresión de la línea, que adoptan los dirigentes del PSOE, no figuraba en ninguno de los programas presentados por el partido, a las elecciones para el parlamento estatal, de la comunidad autónoma y los municipios, nos encontramos ante un engaño por omisión que convierte la decisión en poco democrática y, quizá, de una constitucionalidad muy dudosa.

Según la Constitución, los partidos tienen que ser “expresión del pluralismo político, cauces para la formación y manifestación de la voluntad popular e instrumentos fundamentales para la participación política de la ciudadanía”. La afirmación de que los partidos concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular implica que tienen que informar, dar voz a la ciudadanía y trasladar su opinión al ámbito público representativo de ayuntamientos, asambleas legislativas autonómicas y parlamento español.

Antes de votar, los ciudadanos de la provincia y la región tenían derecho a conocer, como mínimo, ¿por qué el PSOE cree que se debe suprimir la línea de ferrocarril Madrid-Cuenca- Valencia? y ¿por qué rechaza no pedir fondos europeos para la mejora de esa línea del ferrocarril? El PSOE guardó silencio, no planteó nada y cometió una impostura, para conseguir el voto de la ciudadanía ocultando información.

El PSOE está funcionado con un programa de gobierno oculto, porque no informó durante las campañas electorales de las decisiones que pensaba adoptar, impidiendo la adecuada formación y manifestación de la voluntad popular en las elecciones. Con una actuación tan irresponsable, el PSOE propicia que aparezcan “muchos salvapueblos”, de esos que habla el presidente del PSOE de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

En interés de los derechos fundamentales de las personas que vivimos en la provincia de Cuenca, debemos reclamar a los gobiernos del PSOE que paralicen la decisión que pretenden adoptar sobre el ferrocarril, sin contar con la ciudadanía y vulnerando lo establecido por la Constitución Española.

No es tiempo para el “¡ea!”, no toleremos este trágala sobre la destrucción del ferrocarril y apoyemos las convocatorias de movilización de Pueblos con el tren. Es el momento de la movilización en las redes sociales, en las plazas, las calles y las estaciones, manifestando que no queremos que decidan por nosotros, y exigiendo una participación real en los temas importantes para el futuro de Cuenca.

Fernando Casas Mínguez
Profesor de Ciencia Política

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios