www.cuencanews.es
Denuncian que toda lo población de Cuenca respiro aire contaminado en 2019
Ampliar

Denuncian que toda lo población de Cuenca respiro aire contaminado en 2019

miércoles 24 de junio de 2020, 12:08h

google+

Comentar

Imprimir

Enviar

El informe anual de calidad del aire de Ecologistas en Acción concluye que la totalidad de la población y del territorio regional estuvieron expuestos a unos niveles de contaminación que superan las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud

Para el caso de Cuenca, se han mantenido los valores similares a años anteriores, con ligeras bajadas en ozono y partículas PM10 y repunte en óxidos de nitrógeno, que habrá que seguir atentamente en el futuro, pues ya en 2018 fueron anormalmente altos. Es decir, el aire de Cuenca sigue teniendo unos niveles de contaminantes que lo hacen perjudicial para la salud.

Los Planes de Mejora de la Calidad del Aire para reducir la contaminación son obligatorios según la legislación vigente. Pero, en el caso del ozono, la Junta de Castilla-La Mancha lleva años omitiendo la elaboración de dichos planes, resultando preceptivos en todas las zonas de la Comunidad. Se trata de una negligencia que está poniendo en peligro la salud de población, cultivos y bosques en la región.

La contaminación atmosférica en ciudades como Cuenca, se debe en su mayoría al tráfico de vehículos de combustión interna y muy especialmente al coche privado. La ausencia de medidas por parte del ayuntamiento de Cuenca para reducir el uso del coche y como consecuencia bajar la contaminación, ha llevado a una situación que parece perpetuarse en el tiempo, pues corporación tras corporación se ha mirado para otro lado.

La contaminación del aire se reconoce como uno de los problemas más graves de salud en el planeta, pues es responsable de 7 millones de muertes (30.000 muertes en el Estado español según la Agencia Europea de Medio Ambiente). También se sabe que contaminantes como las partículas PM 2,5 tienen un efecto sinérgico con enfermedades respiratorias como la COVID19, agravando sus síntomas.

El espacio público de la ciudad de Cuenca, está dominado por los vehículos contaminantes, dejando estrechas aceras para los peatones que tienen dificultad para mantener la distancia física y así evitar contagios de la COVID-19. El pasado 30 de abril, el ayuntamiento de Cuenca, tras una reunión con Ecologistas en Acción y otras entidades que recientemente se han constituido en la plataforma “Cuenca en Transición”, anunció públicamente medidas en relación con la desescalada de la pandemia de la COVID-19 como la ampliación del espacio para peatones y establecer direcciones únicas por acera, en especial en Hurtado de Mendoza, Cervantes y Avenida de Castilla-La Mancha. Este tipo de medidas junto con otras como peatonalizar calles o ampliar carriles bici, se han hecho en muchas ciudades de España y resto de Europa con el fin de facilitar el distanciamiento en periodo de desescalada y “nueva normalidad”. Pero en Cuenca, ninguna de las medidas de distanciamiento anunciadas se han llevado a cabo.

Para María Andrés, presidenta de Ecologistas en Acción de Cuenca “No entendemos la postura del ayuntamiento de Cuenca, que se está quedando atrás en sostenibilidad en un periodo clave como es el de la desescalada y la nueva normalidad. Estábamos ilusionados con las palabras del concejal de movilidad, pero parece que no cuenta con suficiente apoyo del equipo de gobierno. Esta situación tan decepcionante es la que nos ha llevado a salir a la calle para demandar que las medidas anunciadas se cumplan. También quiero agradecer a las organizaciones que componen Cuenca en Transición el apoyo a esta acción”.

Ecologistas en Acción de Cuenca ha puesto en marcha la campaña "Confinamos el coche vivimos Cuenca" para proponer e impulsar medidas hacia una nueva movilidad en la línea de las ciudades modernas que quieren primar la calidad de vida por encima de los privilegios del coche.

Estefanía Prior, responsable de la Campaña "Confinamos el coche, vivimos Cuenca" ha declarado: “Los contaminantes a los que hace referencia el informe de Ecologistas en Acción, están vinculados estrechamente a gases que contribuyen al cambio climático. La "Emergencia Climática" declarada por el gobierno regional y apoyada por el ayuntamiento de Cuenca, no se ha traducido en ninguna medida concreta para paliar este problema. Además la ley de cambio climático y transición energética prevé que ciudades de más de 50.000 habitantes como el caso de Cuenca, deben implementar una zona de bajas emisiones no más tarde de 2023 y para ello hay que empezar a planificar de forma urgente”

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios